¿Cuánto cuesta mantener un perro en Venezuela?

A pesar de que muchas familias han decidido, de alguna u otra forma, no estar más al lado de sus mascotas, la mayoría se mantienen resilientes y hacen el mayor esfuerzo por mantener a los caninos dentro de la familia como uno más

En un país sumido en crisis, los venezolanos generalmente buscan reducir sus gastos para rendir el devaluado dinero. En Venezuela y en otros países que han atravesado altibajos, la situación ha llevado a muchas familias a hacer recortes de todo tipo que a veces alcanzan incluso a sus mascotas. Algunos hasta han tenido que regalar a su perro por el gasto que implica mantenerlo.

En toda casa, tener una mascota es una responsabilidad. Algunas consumen más atención que otras, pero lo cierto es que al menos un mínimo de atención hay que dedicarle.

En el caso de los perros, los dueños deben velar porque estos coman, estén vacunados y cuenten con un cuidado especial para reducir el riesgo de alguna enfermedad.

A pesar de que muchas familias han decidido no estar más al lado de sus mascotas, la mayoría se mantienen resilientes y hacen el mayor esfuerzo por mantener a los caninos dentro de la familia como uno más.

Para saber cuánto necesita una familia para mantener un perro, El Interés contactó a proveedores que hacen vida en este nicho y así conocer los costos de la comida, principales vacunas, baños, consultas veterinarias y tratamientos comunes como los pulguicidas y garrapaticidas.

En las clínicas veterinarias una consulta puede costar entre 15 y 25 dólares. Asimismo, una vacuna sextuple puede oscilar entre los 80 y 90 dólares con desparacitación y consulta incluida. De la misma manera, un baño puede variar entre los 5 y lo 15 dólares dependiendo de si hay que hacer o cortes  de pelo o si hay que aplicar tratamiento.

En cuanto a comida, el costo varía según el consumo del animal. Sin embargo, la calidad del alimento también influirá en su precio y el tamaño del paquete. En Caracas, 2 kilos de perrarina K-nina pueden costar entre 8 y 10 dólares, mientras que la Dogourmet del mismo tamaño cuesta aproximadamente 15 dólares. Presentaciones más grandes, de 18 kilos o más, se consiguen a partir de los 40 dólares.

En líneas generales, mantener un perro pequeño cuesta entre 10 y 20 dólares al mes, si no se presenta  otro gasto. Así lo explica Mercedes Suárez, dueña de una pequeña Yorkshire a quien debe comprarle comida una vez al mes, periódico y productos de limpieza para recoger lo que la pequeña ensucie.

Suárez cuenta que ha habido ocasiones complicadas con su mascota gracias a la situación económica pero que siempre ha podido resolver. «Gracias a Dios», dice mientras ve a la perrita que la acompaña desde hace 13 años. Sin embargo, no deja de preocuparse porque muchas veces no tiene como cubrir gastos extras relacionados a la manutención del can.

Perros grandes, mayores gastos

Si se trata de un perro grande, el gasto es mayor pues consumen más comida y los costos de limpieza también dependen de los hábitos del animal. Además, los productos para perros de mayor tamaño suelen ser más costosos porque requieren más insumos para producirlos.

Venezuela es un país cuyo sueldo mínimo es de 3 dólares al mes, por lo que tener un perro supone un desafío. Muchas personas deben escoger entre comer o medicarse y en algunos casos, los peludos se vuelven una carga que algunas familias no pueden mantener. Sobre todo si están en sus últimas etapas.

Esto mismo ha llevado a familias a abandonar a sus perros y en algunos casos hasta llevarlos «a dormir» para evitar mayores sufrimientos.

Las familias que deciden poner a sus perros a dormir deben pagar unos 70 dólares aproximadamente, dependiendo de las condiciones ofrecidas en el servicio.