Energía y Petróleo

¿Citgo en venta? Una posibilidad para 2023 que EEUU pide a la oposición evitar

El futuro de Citgo, el mayor activo de Pdvsa fuera de Venezuela, pende de un hilo. El año que viene será decisivo para ver si finalmente sus acciones se venden para salvar las múltiples deudas del Estado venezolano

archivo
Publicidad

La situación de Citgo cada vez se torna más oscura. La venta de sus acciones para el pago a los acreedores parece algo inminente. Si bien esta posibilidad se había bloqueado por mucho tiempo debido al tema de las sanciones y al reconocimiento, por parte de EEUU, de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, existe la posibilidad de que el 2023 sea el año en el que los acreedores de la deuda venezolana puedan materializar la venta de Citgo.

Lo que sucede es que tras 4 años con respaldo internacional, el Gobierno Interino de Guaidó puede estar a punto de perderlo. Para muchos no se trata de que el Gobierno de Estados Unidos lo reconozca o no, sino simplemente de que ante su inminente desaparición en enero de 2023, cuando el mandato constitucional del cual se sostiene termine, entonces ya no quedará nada por reconocer.

Al no contar con reconocimiento de EEUU, entonces la Oficina del Tesoro de EEUU (Ofac) puede retirar las protecciones a la Citgo por las sanciones judiciales. De ser así, los acreedores podrían ejecutar las ordenes de subastar las acciones de la empresa para saldar las deudas.

El abogado y miembro del Growth Lab de Harvard, José Ignacio Hernández, da luces sobre lo que podemos esperar para 2023.

«Lo que permitió salvaguardar a Citgo fue el reconocimiento del gobierno interino, porque la estrategia judicial del gobierno interino se orientó a proteger el activo lo cual es muy distinto a lo que hizo Maduro al abandonarlo», dice. Al no haber reconocimiento, entonces no hay nada qué proteger.

¿Citgo se puede salvar?

A juicio de Hernández, lo más probable es que no. Si ya no hay reconocimiento a Guaidó y en consecuencia la Oficina del Tesoro de EEUU (Ofac) retira las protecciones a la empresa por las sanciones judiciales, entonces los acreedores podrían ejecutar las ordenes de subastar las acciones de la empresa para saldar las deudas.

Con Maduro al mando, Citgo podría perderse. Así lo señala el abogado al recordar que en diciembre de 2018, cuando no había la presencia de un gobierno interino todos los analistas daban por perdido Citgo. ¿La razón para esto? Maduro no tenía ni la capacidad, ni la disposición para pagar las deudas.

EEUU pide a la oposición negociar para no perder Citgo

Según Bloomberg, el embajador de Estados Unidos en Venezuela, James Story, se reunió con un puñado de miembros de la oposición venezolana en Panamá el mes pasado, donde les recomendó que abrieran negociaciones con entidades que tienen reclamos contra Pdvsa.

En octubre, un juez de EE. UU. aprobó el proceso de licitación para la venta pública de la empresa para pagar $ 1 mil millones adeudados a Crystallex, una empresa canadiense cuyo depósito de oro en Venezuela fue incautado hace una década. La venta no puede avanzar por ahora ya que Citgo está protegida por el gobierno de EE. UU., pero el juez fijó una ventana de seis meses para el proceso.

¿Hay margen para negociar?

Citgo reportó ingresos netos de $1.3 mil millones en el segundo trimestre de 2022 y se espera que publique las ganancias del tercer trimestre hoy o principios de la próxima semana. Este dinero podría usarse para negociar la deuda.

Horacio Medina, jefe de la junta ad-hoc de PDVSA designada por la oposición, dijo a la agencia Bloomberg que la compañía está abierta a explorar opciones con los acreedores, pero se negó a dar más detalles sobre si planeaba negociar. Sin embargo, han contratado a JPMorgan Chase & Co. como asesor.

Un abogado que representa a Crystallex en el caso contra PDV Holding dijo que la empresa está abierta a discusiones.

“Crystallex siempre ha estado dispuesto a encontrar una solución que evite que se venda Citgo para satisfacer su juicio. Desafortunadamente, desde que se aplicaron las sanciones de Estados Unidos, Venezuela no se ha comprometido con Crystallex para discutir una solución de este tipo”, dijo Rahim Moloo, socio de Gibson Dunn, en un comunicado en respuesta a las preguntas.

¿Cómo sería la venta de Citgo?

Si la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro permite una venta, un perito especial designado por el tribunal iniciaría un proceso de licitación para vender tantas acciones como sea necesario para satisfacer la sentencia. Sin embargo, los compradores potenciales probablemente estarían interesados en no menos de una participación mayoritaria de PDV Holding (Citgo), una subsidiaria estadounidense de la petrolera estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela SA.

La oposición de Venezuela tomó el control de PDV Holding después de que la administración Trump reconociera a Juan Guaidó en 2019 como líder interino del país, rompiendo los lazos con el gobierno del presidente Nicolás Maduro. El único activo de PDV son las acciones de Citgo, una empresa con tres refinerías, seis oleoductos y miles de empleados.

No solo es Crystallex

Otros están intentando alinearse detrás de Crystallex para recuperar las deudas que les debe el gobierno venezolano. Citgo, el activo internacional más grande del país, ha sido valorado en alrededor de $ 8 mil millones antes de pasivos, según estimaciones de algunos analistas.

Los tenedores de bonos en mora emitidos por la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, tienen un gravamen sobre el 50,1% de las acciones de Citgo. La validez de esos reclamos está en disputa luego de que la oposición venezolana apeló una decisión que decía que el fideicomisario de los bonos podría actuar para cobrar la garantía. El proceso se encuentra actualmente ante el tribunal supremo de Nueva York

Los bonos, que vencieron en 2020, cotizan alrededor de 18,5 centavos por dólar, según datos recopilados por Bloomberg, por debajo de los 28 centavos de principios de año.

El perforador de petróleo ConocoPhillips también busca cobrar una posible venta de Citgo. La empresa con sede en Houston ganó una demanda en 2013 por la expropiación de sus activos en Venezuela por parte del difunto Hugo Chávez. Una variedad de otros acreedores, desde tenedores de otros bonos en incumplimiento hasta compañías expropiadas que nunca fueron pagadas, también han presentado demandas, pero aún no tienen un derecho de retención sobre PDV Holdings para recuperar lo que afirman que se les debe.

Con información de Bloomberg

Publicidad
Publicidad