<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

chucherías

Las chucherías son un lujo a la hora de ir al cine

En tiempos no tan lejanos, las colas para comprar cotufas, refrescos y caramelería en el cine eran gigantescas, ahora solo quedan en el recuerdo. Hay quienes optan por la caramelería y sacrificar las cotufas. Otros, hacen lo contrario. Pero también está el grupo que prefiere comprar una que otra chuchería fueras de las instalaciones para ahorrarse unos cuantos bolívares.

Venezolanos cambian sus hábitos de compra al ir al cine

En tiempos no tan lejanos, las colas para comprar cotufas, refrescos y caramelería en el cine eran gigantescas, ahora solo quedan en el recuerdo. Hay quienes optan por la caramelería y sacrificar las cotufas. Otros, hacen lo contrario. Pero también está el grupo que prefiere comprar una que otra chuchería fueras de las instalaciones para ahorrarse unos cuantos bolívares.

Gastos en alimentos básicos dejan de lado consumo de chucherías

Comprar chucherías en Venezuela se ha convertido en un lujo. La alta inflación obliga a los ciudadanos a cambiar sus hábitos de consumo y en un país inmerso en una crisis de efectivo en medio de un proceso hiperinflacionario, la prioridad es desde hace algunos meses la compra de bienes de primera necesidad.

¿Cómo estiran el dinero los jóvenes en Venezuela?

En un país donde la crisis económica hace de cualquier gasto un lujo, los jóvenes venezolanos cada vez tienen menos posibilidades para mantener su ya mermada calidad de vida. Los ingresos que perciben apenas les alcanzan para comprar una que otra promoción de las cadenas de comida rápida o chucherías, en el mejor de los casos.Se ha hecho cuesta arriba para los jóvenes, tanto estudiantes como graduados que comienzan su vida laboral, poder independizarse, desarrollarse económicamente o siquiera darse un gusto tan simple como comer en un restaurante. Pero es que Venezuela es el país con la inflación más alta del mundo, 741% anualizada hasta febrero, según el índice presentado por la Asamblea Nacional, ante la falta del Banco Central de Venezuela en la publicación de las suyas.

Polito, arte para ver y no comer

Venezolano de descendencia italiana, Gian Pablo Polito ha despertado la memoria gustativa de quienes lo siguen a través de sus obras y, como artista plástico, se ha posicionado con un único objetivo: crear una sonrisa con cada una de sus apetitosas piezas

7 diabluras que hacías de pequeño con chucherías

¿Quién no se ha comido una cuchara de leche en polvo con azúcar incluida? Esa sensación de pegoste en el paladar no tiene precio y los recuerdos siempre quedarán. Algunos siguen en la tremendura de estas recetas, otros la han superado, aunque para cualquiera que se adentre a estas siete diabluras, soltará más de una sonrisa y una que otra carcajada

Savoy sopla 75 velitas

Savoy cumple 75 años en el mercado y através de sus redes sociales invita a sus seguidores para que compartan  las historias detrás de cada empaque y de cada chuchería de la marca

Los dulces los vuelven locos

Por lo general, ningún niño se resiste a una chupeta, un chocolate o una torta y se debe a que todos aman los dulces. De hecho, creo que la mayoría de los adultos también y me incluyo de primera en la lista

Compañías influyen en estudios sobre nutrición

El hallazgo científico era asombroso: los niños que comen golosinas tienden a pesar menos de los que no las comen. No tan asombrosa fue la manera en que se llegó a esa conclusión: El estudio científico había sido financiado por una asociación empresarial que representa a los fabricantes de los chocolates Butterfingers, Hershey y Skittles. Las conclusiones fueron publicitadas por la asociación aun cuando uno de los autores del documento no tenía mucha confianza en él

9 tubitos para chupar

Escribir sobre temas de política y economía pueden ser tarea difícil dado lo delicado de la fuente y que la gente quiera colaborar en el proceso. Pero más complicado ha sido redactar un texto sobre los tubitos dulces con los que se cuenta en Venezuela ya que el equipo entero de El Estímulo los ha estado velando como quien quiere un carro recién llegado al concesionario. Por ello, hemos protegido el producto hasta llegar a una feliz producción fotográfica