rock venezolano

Las historias no contadas de Henry Stephen

La larga trayectoria del pionero del rock y cantante de éxito nacional e internacional es también una estampa de la época de oro del escenario musical venezolano. En este homenaje a Henry Stephen lo despiden Chelique Sarabia, Rudy Márquez, María Teresa Chacín, Luis Guillermo Rangel y Floria Márquez. Ellos fueron partícipes o testigos de su ascenso a la fama, además de amigos del recién fallecido intérprete de “Limón limonero” y “Te he perdido”.

El rock venezolano se cuenta a sí mismo

Los "Instagram Live" organizados durante la cuarentena por el Salón de la Fama del Rock en Venezuela propician una lúcida revisión sobre la historia de este género musical en el país. Integrantes de agrupaciones esenciales en las últimas décadas y estudiosos del tema han tomado la palabra en esta emotiva tarima virtual.

In memoriam: una tarde con Jorge Spiteri

Jorge Spiteri fue pionero de la internacionalización del talento musical venezolano en el ámbito discográfico mundial. En esta entrevista, hecha en 2007, el recién fallecido músico pasa revista a sus inicios, narra su alucinante peripecia por el "Swinging London" en plena efervescencia sesentera y asume una decidida vindicación del rock como lenguaje universal

La meticulosa exploración de un Tomates Fritos oscuro

Sin mucha parafernalia Tomates Fritos llegó a dos décadas de vida. No hay celebración anunciada, más bien optan por hacer el lanzamiento de su quinto trabajo de estudio, un álbum homónimo de doce canciones con el se propusieron hurgar en la madurez compositiva y cambiar el rumbo de su propia historia.

Clásicos del rock venezolano, 20 años después (Parte I)

El año 95 nos estaba preparando para lo que sería el Y2K, éramos felices y no lo sabíamos. En plena IV República con su corrupción en pleno, distaba de lo que vendría. La escena musical estaba pasando el guayabo grunge a partir de la muerte de Kurt Cobain y a mitad de esa década de los 90s, empezamos a entender que el paternalismo discográfico nos iba a dar la espalda. A pesar de que algunas bandas soñaban con ser descubiertos, otras ya se habían aburrido esperanzar más de la cuenta. Era la época de bares como Rockatanga o Doors.