<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Toto Aguerrevere

Se solicita Presidente

Se solicita Presidente con carácter de urgencia para país tropical cuyo territorio está a punto de quedarse mocho, su gente sin esperanzas y su gobierno sin el cambur

Estados Unidos también es gay y... ¿Venezuela?

La Asamblea Nacional hace chito, la ciudadanía y Palacio Suprema de Justicia también. Hoy Estados Unidos salta al agua. La aprobación del matrimonio gay en todos los estados le da un sacudón al mundo. También diversos países de Europa han abierto sus mentes y han puesto en evidencia que el amor no se coacciona. Ser libre supone casarse con quien se quiera excepto en la República Bolivariana

Yo no firmo el Decreto Obama

La semana pasada el Presidente Nicolás Maduro anunció que se han recolectado cerca de 3 millones de firmas en rechazo a las sanciones impuestas por el Presidente de los EEUU a funcionarios venezolanos. Del mismo modo la diputada de la Asamblea Nacional, Tania Díaz, está convencida de que para el 9 de abril, Maduro tendrá 10 millones de firmas. ¿Y cómo no? Si el epítome revolucionario en Cuba abrió, en la Casa Museo Simón Bolívar de La Habana, un punto rojo para la recolección de rúbricas 

Juguemos al "Twister Bolivariano"

El “Twister bolivariano” exige una férrea resistencia. Gozar de óptimas condiciones físicas que garanticen la supervivencia. “Quema tu visa gringa”, “haz ejercicios con los militares”, “haz la cola en Mercal por aceite” “no veas Dólar Today” son algunas de las órdenes de este juego peligroso

Cenicienta: el bullying no va pa’l baile

Este viernes, Venezuela se une al estreno mundial de la nueva película de Disney La Cenicienta ─o como la llamaría Corín Tellado: Mi bono alimentario. La clásica historia de la muchacha de servicio que se convierte en princesa vuelve a las pantallas con actores de carne y hueso, después de 65 años de que el mundo la conociera en su versión animada

Kluiverth Roa nació y murió en revolución

Un adolescente de 14 años es asesinado por un efectivo de la Policía Nacional Bolivariana en San Cristóbal, estado Táchira, al recibir un impacto de bala en la cabeza. Con ella, su sueño de vida en libertad se acabó

Es más fácil viajar a Tombuctú que conseguir Harina P.A.N

En estos tiempos duros, parece que la depresión depende enteramente de la ubicación geográfica de cada quien. El venezolano promedio, que se enfrenta diariamente a la escasez, la inseguridad, los altos precios y las eternas colas, puede resultar un caso de estudio para cualquier psiquiatra. En un país en donde las cosas apenas funcionan, un hombre no se deprime por mujeres sino por la Harina P.A.N

Diccionario electoral venezolano

Como las elecciones se acercan, o más bien gravitan en un limbo incorpóreo, los venezolanos deben preparase para los fracasos y victorias de las urnas. En tiempos de comicios un argot  específico hace ruidos. Pero ayuda a sortear la avalancha política que se precipita

El aporte de Venezuela al mundo que no dijo Migbelis

Quizás tenemos que agradecer el apretado vestido de Miss Venezuela, Migbelis Castellanos, durante el concurso Miss Universo. Si ese trapo color rubí no le hubiese apretado su contorneado estómago –ocasionando que el infame bullying de las redes sociales la bautizara como “Mig Belly”–, los jueces se hubieran decantado por ella

Opinión: ¿emigrante o turista?

Está de moda irse de Venezuela. Quien piense lo contrario tiene una agenda social nefasta. Durante los últimos seis meses yo lo único que he ocupado mis noches es en irme a casa de un amigo a despedirme porque se larga del país. Eso me amarga. Principalmente porque ya empacó todo y yo tengo que poner la caña Es deprimente perder a tus amigos. Cierto, está Skype y en cualquier momento uno puede abrir la laptop, servirse un vino y hablar con el pana que está en Shanghái. Pero yo me conozco. Si voy a tomarme la molestia de abrir una laptop y servirme un vino, no voy a hablar con un pana. Simplemente veré porno y el amigo que hable con su mamá. El problema es que las despedidas me deprimen porque no les quiero decir adiós a mis amistades. Por ello, he tomado la crucial decisión de no volver a otra. Simplemente le mandaré al que se va una foto del sofá de Ikea donde quiero dormir cuando lo visite para que lo compre. Es lógico. Si cada vez que me despido me dicen: “Sabes que siempre tendrás un sofá donde dormir cuando me visites”, por lo menos voz y voto debo tener sobre la comodidad del mismo. Para mí, el que se va de Venezuela es porque tiene un plan específico de lo que quiere hacer afuera y he descubierto que no muchos lo tienen. Por lo general son los que el primer mes de su partida publican fotos en Instagram donde salen en el estadio de los Yankees, comiendo sushi en Nobu y rumbeando en Omar’s en Nueva York. Al segundo mes más nunca se les ve en Instagram porque no tienen real para costearse el plan del celular. Como yo lo veo, el que se asume emigrante no puede vivir una vida de turista. Si viviendo aquí ninguno de nosotros se hospedó en el Hotel Tamanaco, no podemos esperar que la nueva vida afuera comience pidiendo room service en el Waldorf Astoria. Yo creo que hay que tomarse la decisión del plan B muy en serio y no a la ligera. La vida afuera no es la misma que en Venezuela y eso es un shock para muchos que no piensan todo lo que su decisión implica antes de apagar la luz. Afuera tú dejas a tu hijo dentro de un carro diciéndole que te espere un momento mientras te bajas en la farmacia y las autoridades te quitan el hijo y el carro. De repente el chamo es un mocoso malcriado y esa es la mejor solución del mundo, pero miren, el carro es importante. Ni siquiera los juegos de béisbol son lo mismo. En el extranjero los perros calientes son estandarizados. Jamás verás un pote de salsa rosada picante con un papel escrito a mano que diga: “Espaisy”. Allá un home run de los Mets se celebra levantando un dedo de goma espuma. Aquí meterían el dedo de goma espuma en un vaso lleno de cerveza y se lo exprimirían encima a la sifrina que gritó: “Bestia, ¡lo poncharon en tercera!”. Vivir en el extranjero tiene sus cosas buenas, claramente. Afuera cuando pagas nadie te niega el vuelto. En Venezuela, con toda la seriedad del mundo, te entregan un chicle Bolibomba para compensar la falta de cambio. Pero uno se entiende en este subdesarrollo. En la Cochinchina nadie sabrá que tú existes. Aquí entras a un banco y sales con el teléfono de un plomero, un gestor que cambia dólares y una receta de pan de jamón. Yo creo que hay comportamientos venezolanos que tienen su mérito. En los Estados Unidos las celebraciones comienzan a las siete y se acaban a las nueve. Aquí a las nueve ya se le pagó al DJ por las tres horas extras que se va a lanzar a las tres de la mañana. Allá hay bodas en las que te cobran por tomar. Aquí en una boda te cobran por beber y demandas a los novios por pichirres. No digo con esto que es mentira que Venezuela esté mal y que no haya que pensar en un plan B para ser felices. Pero hay cosas que no pensamos cuando apagamos la luz que bien merece la pena repasar. Si no estamos contentos con todo lo que nos hace típicamente venezolanos, entonces sayonara. Si hay ciertas cosas que extrañaremos de vivir en Venezuela, entonces hay que pensárselo dos veces antes de comenzar una nueva vida donde no por venezolano sino por emigrante es que nos conocerán. Por: Toto Aguerrevere]]>

Escoltas: hampones en chaquetas de cuero

Uno de los referentes de la revolución chavista, también símbolo de status, es el uso de escoltas. Los que no tienen sufren los vejámenes de quienes hoy se creen los “dueños” del país

Vivir entre basura e infiltrados

Como muchos ciudadanos en Venezuela, usted probablemente vive en un edificio. Quizás sea su morada temporal porque tiene planes de mudarse eventualmente o ya ha hecho del mismo su residencia permanente, en donde espera quedarse para siempre. Su espacio es cómodo, la decoración es a su gusto y lo mejor de todo, es que lo puede llamar hogar. Si no fuera por la inseguridad le quitaría las rejas a las ventanas, pero lo que tiene le contenta

Carta de Toto Aguerrevere al Niño Jesús

Pese a las tribulaciones que aquejan este año —inflación, escasez, inseguridad y falta de dólares—, los venezolanos no pierden las esperanzas. Incluso hacen sus cartas al Niño Jesús

Jesús seria nadie sin Instagram

A veces pienso que Jesús se peló en su momento escogido para venir a la Tierra. ¿Realmente ha podido ser más complicado el Año 0 que el 2014? Al leer las noticias lo dudo. Sabemos que estamos en problemas cuando en un país que se supone no está en guerra hay más homicidios que en uno involucrado en un conflicto bélico. Hay motivos de duda cuando el nuevo enemigo letal es un mosquito y cuando existen 7 mil millones de personas y Kim Kardashian es lo más famoso que hay. La opción de procrear es como para pensársela

Los 15 años de la constitución más violada

Este año, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela cumple sus quince años. Y aunque para algunos son buenas razones para armar una fiesta, la verdad es que para la mayoría de los venezolanos no hay nada que celebrar