Internacionales

Nueva polémica en caso Nisman: Consideran oficialista al nuevo fiscal

La Cámara recibió la denuncia después de haber sido desestimada por dos instancias judiciales previas.

Publicidad

La designación de un fiscal al que se considera afín al oficialismo para que investigue la denuncia de encubrimiento de terroristas hecha contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, por Alberto Nisman, fallecido en circunstancias no aclaradas poco después, generó hoy una nueva polémica en el caso.

La denuncia, iniciada por Nisman cuatro días antes de morir pasó a la Cámara Federal de Casación Penal este miércoles y quedó en manos del fiscal Javier De Luca, miembro de la agrupación afín al oficialismo Justicia Legítima.

La Cámara recibió la denuncia después de haber sido desestimada por dos instancias judiciales previas y apelada de nuevo por el fiscal Gerardo Moldes, quien ha mantenido duros cruces con el Gobierno.

El jefe de Gabinete del Ejecutivo, Aníbal Fernández, criticó hoy a Moldes por llevar a cabo una «actividad parcial y decididamente en contra del Gobierno», por presionar para que la causa quedase en manos de su colega Ricardo Wechsler.

La asignación de la denuncia de Nisman a De Luca o a Wechsler dependía del momento de ingreso de la querella en la Cámara, ya que precisamente este miércoles cambiaba el turno fiscal.

Moldes había pedido celeridad a la Justicia y había alertado sobre una presunta «maniobra de ingeniería judicial» que hiciera que su recurso contra la desestimación de la denuncia fuera recibido por «un fiscal militante de Justicia Legítima», según dijo en declaraciones a los medios.

En la denuncia, Nisman acusa a la presidenta argentina y a varios de sus colaboradores de presuntamente orquestar un plan para encubrir a supuestos terroristas iraníes.

El fallecido fiscal especial de la causa por el atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, presentó la querella a mediados de enero, cuatro días antes de morir de un disparo en la cabeza en circunstancias aún no aclaradas.

La causa sufrió un primer revés cuando el tribunal original, a cargo del juez Daniel Rafecas, desestimó la denuncia por falta de pruebas para sostener las acusaciones.

Dicho fallo fue apelado, por lo que la Cámara Federal tomó la denuncia y ratificó la desestimación el pasado 31 de marzo.

La decisión de la Cámara Federal fue apelada por Moldes, por lo que pasó a manos de la Cámara Federal de Casación Penal.

Publicidad
Publicidad