<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Luc Montagnier, descubridor del VIH: el nuevo coronavirus se creó en China

El virólogo, premio Nobel de Medicina, analizó el genoma de Covid-19 y cree que escapó accidentalmente de un laboratorio chino, ubicado en Wuhan. En su secuencia genética encontró partes de otro virus, creado para desarrollar una vacuna contra el sida. Sin embargo, sus detractores aseguran que Montagnier ha perdido capacidades cognitivas y, por tanto, credibilidad

Luc Montagnier, descubridor del VIH: el nuevo coronavirus se creó en China

El francés Luc Montagnier es un médico virólogo que entre sus logros apunta el descubrimiento del VIH y ganar un premio Nobel. Ahora afirmó, públicamente, que el nuevo coronavirus fue creado en un laboratorio de China.

Aunque algunos detractores aseguran que Montagnier perdió condiciones cognitivas y le restan credibilidad, él asegura que analizó el genoma del SARS-CoV-2. Lo hizo junto a otro científico, Jean Claude Pérez. Y creen que es un virus manipulado.

Montagnier piensa que este virus salió accidentalmente de un laboratorio en Wuhan, China, durante el último trimestre de 2019. El virus, deduce, no fue creado como arma biológica. Era parte del desarrollo de la vacuna contra el VIH/Sida.

Desde que se conoció globalmente la existencia del nuevo virus, China ha sostenido que se trata de un virus de origen animal. Concretamente, sitúan su génesis en el mercado de animales de Wuhan, donde una mujer preparaba una sopa de murciélago.

Al respecto, Montagnier opina que, la del mercado, es «solo una hermosa leyenda».

¿La culpa es del murciélago?

Wuhan es la ciudad donde toda esta pesadilla comenzó. Y es la ciudad donde el gobierno chino mantiene uno de los más grandes laboratorios de virus de su país.

mercado wuhan

Foto: EFE

Desde el principio, China ubicó el origen de este virus, que ya suma 165 mil muertos en el mundo, en la sopa de murciélago del «mercado húmedo» de Wuhan, como se llama a los que venden animales vivos.

Investigaciones de Estados Unidos, que están encontrando respaldo en países europeos como Reino Unido y Francia, se oponen a esta teoría y empiezan a mirar hacia el laboratorio chino.

Un «accidente industrial»

Las declaraciones de Luc Montagnier, premio Nobel en 2008, fueron recogidas en la revista científica francesa Pourquoi docteur (aquí puede leer el artículo original) y luego difundidas por varios medios de Europa.

En Pourquoi doctor, Montagnier define como «accidente industrial» lo ocurrido con Covid-19. Se salió del laboratorio.

Luc Montagnier

Luc Montagnier, Nobel de Medicina 2008 Foto: Pourquoi doctor

Lo que reveló Montagnier, en su investigación realizada con Jean Claude Pérez, es que el SARS-CoV-2 es un «agente patógeno resultante de manipulaciones genéticas en un laboratorio de Wuhan donde los investigadores han intentado usar un coronavirus para desarrollar una vacuna contra el sida».

Esa teoría comenzó a circular a inicios de la pandemia, pero la Academia Militar de Ciencias Médicas de la República Popular Chinas rápidamente -según cuestiona Pourquoi Doctor– buscaron desmontarla rápidamente, mostrando un ADN de SARS-CoV-2 que lo desvinculaba.

La selección natural del virus

Aparte de las investigaciones mostradas por China, un estudio publicado en Nature Medicine a mediados de marzo, concluyó que el SARS-CoV-2 no es de fabricación humana. Se basaron en la investigación de la afinidad de los receptores tanto del virus como de los humanos.

La explicación es que, aunque este coronavirus puede unirse a los receptores ACE2 humanos, «la interacción no es la ideal».

Añaden que, por tanto, la «unión de alta afinidad del SARS-CoV-2 a la ACE2 humana es probablemente el resultado de una selección natural», lo que es una «fuerte evidencia de que no es producto de una manipulación intencionada».