Más allá del Maletín: Los negocios entre el Kirchnerismo y el Chavismo

"El Maletinazo" es el caso más recordado de los polémicos negocios entre el Kirchnerismo y el Chavismo, pero defintiviamente no fue el único

Más allá del Maletín: Los negocios entre el Kirchnerismo y el Chavismo

Este 10 de diciembre Mauricio Macri le entregó la banda presidencial de Argentina a Alberto Fernández, quien contó con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) como compañera de fórmula en las elecciones de octubre, marcando el regresó del Kirchnerismo al poder.

A la fecha, la posición del nuevo presidente argentino ha favorecido el mandato de Nicolás Maduro en Venezuela, por la simple ideología política.

La investidura de Fernández podría significar el restablecimiento de las relaciones entre los dos países latinoamericanos, que en el pasado tuvieron una de las relaciones más estrechas de la región.

Por esto, es oportuno recordar algunos de los negocios que existieron entre la izquierda peronista y el chavismo venezolano.

Más allá del «Maletinazo»

El 4 de agosto de 2007, un avión proveniente de Caracas, aterrizó en el Aeroparque Jorge Newbery. El vuelo se anunció como “Presidencia Argentina”, y en él viajaba el ciudadano venezolano-estadounidense Guido Antonini Wilson.

Al empresario se le encontró una maleta con 790.550 dólares, los cuales no declaró a su llegada. El incidente coincidió justo con la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner de ese año y la propuesta del referéndum del entonces presidente venezolano Hugo Chávez.

Por su cobertura en la prensa y comunidad internacional, este sigue siendo el caso más recordado entre el kirchnerismo y el chavismo.

Sin embargo, entre los ex mandatarios argentinos y el difunto presidente venezolano hubo más acuerdos y negociaciones de lo que recuerda la opinión pública.

La Embajada Paralela

Con la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada en 2003, las relaciones comerciales con Venezuela, Bolivia y Ecuador quedaron en manos de Julio de Vido, ministro de Planificación Federal, posteriormente procesado por administración fraudulenta y cobro de sobornos. 

Eduardo Sadous asumió la embajada da Argentina en Venezuela al inicio del período presidencial de Kirchner, pero al hacer varias denuncias terminó siendo desplazado y sustituido.

Según un informe redactado por Transparencia Venezuela, Sadous denunció por escrito que existía una embajada paralela con el gobierno de Hugo Chávez. Esta funcionaría como el principal canal para el desarrollo de negocios entre Argentina y Venezuela.

Negocios Kirchnerismo - Chavismo

IMPSA – Proyecto Tocoma

En 2002, Chávez anunció el desarrollo de la Central Hidroeléctrica Manuel Piar – Tocoma, obra que completaría la explotación energética integral del Bajo Caroní que aportaba 72% de la producción eléctrica del país en ese momento.

Industrias Metalúrgicas Pescarmona, empresa de construcción argentina, y Odebrecht fueron dos de las empresas involucradas en este proyecto que costó millones de dólares y, al día de hoy, continúa incompleto.

Negocios Kirchnerismo - Chavismo

El caso del arroz

En mayo de 2013, ambos firmaron un acuerdo bilateral para la exportación de 80.000 toneladas de arroz desde Argentina hasta Venezuela a cambio de gasolina. 

Jorge Poloni, presidente de Fedenar, confirmó que los arroceros tenían un contrato para exportar un volumen significativo de arroz con cáscara a Venezuela, como lo venían haciendo pero fueron desplazados por la desconocida empresa Bioart SA.

La compañía llegó vender el arroz a 606,50 dólares por tonelada, cuando el valor del mercado se ubicaba entre los $350 y los $380.

Negocios Kirchnerismo - Chavismo

Bonos de deuda pública

En el marco de la falta de financiamiento internacional y la sucesión de vencimientos de deuda externa, Néstor Kirchner abrió relaciones directas con Caracas durante 2004.

Esta acción estuvo directamente vinculada con la voluntad de comprar bonos de deuda pública argentina que expuso el presidente Hugo Chávez.

Este intercambio le posibilitó al kirchnerismo obtener financiamiento después de cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

En Venezuela, la presunta venta de los bonos a precio del dólar oficial en banco locales y su venta al precio del dólar paralelo en bancos de New York les dio inmensas ganancias al chavismo.

La nueva era «Kirchnerista»

A raíz de la investidura de Alberto Fernández, tomaron fuerza las especulaciones sobre una posible recuperación de los lazos entre Argentina y Venezuela.

Adolfo Salgueiro, abogado y profesor de Derecho Internacional, señala que este escenario solo se confirmará con el tiempo.

«La lógica indica que podría establecerse un eje Caracas-Buenos Aires, pero Fernández, por más que acompaña en ideología a la bolivariana y a la retórica anti-norteamericana no se ha integrado por completo al apoyo de Maduro», comenta el internacionalista. 

Alberto Fernández ha calificado a Maduro como un presidente autoritario, aunque sigue sin desconocer su mandato.

Sin embargo, Salgueiro recuerda que aunque Fernández sea el presidente constitucional la «dueña de los votos» es Cristina de Kirchner, por lo que habrá que esperar y ver cuál es su posición frente a Maduro.

La elección de Fernández regresaría a un punto muerto las investigaciones por corrupción entre el chavismo y el kirchnerismo.

Aunque en Argentina se han iniciado juicios para llegar al fondo de estos negocios bilaterales, Salgueiro prevé que la cooperación por parte de Venezuela seguirá estacada mientras continúe el chavismo en el poder.