<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Personal de salud del Táchira desvalido ante Covid-19

Trabajadores del Hospital Central de San Cristóbal denuncian que las autoridades han sido irresponsables ante la situación generada por la pandemia

Personal de salud del Táchira desvalido ante Covid-19

A pocas horas de haberse decretado la cuarentena social en siete estados de Venezuela, entre ellos el fronterizo estado Táchira, los ánimos en el primer centro de salud de San Cristóbal amanecían encendidos. El personal del hospital central protestaba a las afueras de la dirección del centro de salud en demanda de ser atendidos, su vida está en riesgo –aseguran- al no contar con los kits de bioseguridad para atender posibles casos de coronavirus en la entidad.

Un llamado de alerta hizo el personal del hospital central de San Cristóbal a las autoridades de salud, nacionales y regionales, ante las precarias condiciones en las que, aseguran, estan laborando en medio de una pandemia mundial.

Los trabajadores del centro asistencial que atiende a pacientes del Táchira y a población de los estado Apure, Barinas y Zulia, desmienten a las autoridades nacionales cuando dicen que el centro de salud está dotado de insumos, y señalan que en este momento no tienen cómo atender la crisis.

Dotación de bioseguridad

Piden que les entreguen los kits de bioseguridad, del mismo modo que se le dio a militares y policías nacionales.

“Si hubo material de bioseguridad para militares y policias nacionales, nosotros, que cargamos de frente con pacientes en situación de riesgo, ¿seremos sacrificados? Pues no. No jueguen con la salud del pueblo, presidente, ministro, gobernadora, autoridad única en salud”, dijo Rubén Duarte, quiien esd parte del personal de enfermería del hospital central.

Es falso, -dijo- que se esté preparado con dotación de bioseguridad para proteger a los pacientes que puedan venir con coronavirus.

Duarte afirmó que tanto las autoridades del Ministerio de Salud como las de la Gobernación del Táchira y la autoridad única de salud, Amelia Frezel, “han sido irresponsables” ante la llegada de la pandemia a la entidad.

“No contamos con los recursos mínimos para atender la situación. No nos negamos a trabajar, pero debe entender el gobierno que no podemos arriesgar nuestras vidas ni las de nuestros familiares. Las autoridades de salud serán las responsables de la multiplicación de los casos de coronavirus en el Táchira”, agregó.

Sin nada

Mostrando tapabocas artesanales hechos por ellos mismos, el personal de salud que protestó en el segundo piso del centro asistencial explicó la situación crítica que se vive en áreas claves del lugar.

«La Unidad de Cuidados Intensivos está sin guantes, tapabocas, gorros, gel desinfectante ni alcohol», precisó Yorjan Yañez, enfermero de la unidad de cuidados Intensivos del centro de salud

“Tampoco hay agua, no tenemos siquiera un tanque de almacenamiento. Ni los baños ni los lavamanos funcionan. Estamos atados de manos y el hospital central de San Cristóbal está en emergencia”, alertó.

La instrucción y los protocolos de asistencia a pacientes con coronavirus no han sido comunicados al personal, señala.

«Las camareras del centro de salud están obligadas a limpiar los servicios de aislamiento sin protección, más allá de un frasco de desinfectante», denunció Yorjan Yañez.

La advertencia ya estaba

María Ramírez, secretaria del Sindicato de Trabajadores de la Salud del Hospital Central de San Cristóbal, denunció que las autoridades de salud les recomendaron comprar de sus bolsillos los implementos que necesitan para la protección, ante la pandemia de coronavirus.

“Nos mandaron a comprar tapabocas, guantes, alcohol y demás insumos porque nosotros no podíamos seguir desangrando al papá gobierno”, dijo Ramírez con indignación.

La dirigente sindical señaló que los únicos desangrados son los trabajadores del sector salud, quienes reciben sueldos que no alcanzan ni para comprar un tapabocas desechable, el cual tiene un valor de 120.000 bolívares, ya que una quincena de su salario es de 106.000 bolívares.

La representante sindical emplazó a la autoridad única en salud, Amelia Frezel, «a que diga a los trabajadores de la salud, cuales son las acciones que se tomaran durante la cuarentena».

“No tenemos transporte, no hay gasolina, ni seguridad industrial y menos recursos económicos para subsistir y dar de comer a la familia, mientras pasa el caos. Bastante lo advertimos y nadie nos hizo caso. Aquí nos contagiaremos todos”.

Por su parte Melquiades Delgado, trabajador del área de enfermería del centro asistencial, denunció los malos tratos a los que someten al personal los militares que supervisan algunas áreas del hospital

“Ella dice que viene por órdenes presidenciales a revisar los depósitos porque los medicamentos se los estaban robando. Prácticamente, hay una cuerda de ladrones en el hospital, además de la actitud prepotente y la falta de respeto de esa coronela de la Guardia Nacional hacia los trabajadores”, dijo Delgado.

«Si alguien ha robado medicamentos, que digan quién es, pero no pueden enlodar el nombre de todo el personal médico, enfermeros, traabajadores administrativos y obreros. No se justifican esos maltratos», enfatizó.