Querido Kobe Bryant...

Cinco veces campeón con sus Lakers, 2 medallas de oro olímpico, un Oscar, jugador fuera de serie, un gran tipo, gran padre. Un ídolo que brilló siempre. Y seguirá brillando

«Querido baloncesto, desde el momento que comencé a enrollar las medias de mi padre y hacer tiros imaginarios para ganar partidos en el Great Western Forum, supe que algo era real: me enamoré de ti…»