3 iniciativas que promueven la lectura: así se celebra el Día Internacional del Libro

El 23 de abril es el Día Internacional del Libro, una fecha escogida por la UNESCO para homenajear a los libros y sus autores, además de estimular la lectura. Acá presentamos tres proyectos enfocados a continuar sembrando y regando el hábito lector en Venezuela

3 iniciativas que promueven la lectura: así se celebra el Día Internacional del Libro

El 23 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Libro, una fecha para rendir homenaje a los escritores que colaboraron en dar forma a nuestro imaginario. Puede que seas un aventurero que se embarcó en los viajes de Tolkien o Stevenson. Tal vez vivenciaste las escalofriantes letras de Lovecraft o te asentaste en Macondo con Gabriel García Márquez. Quizás solo te hechizaron en alguna clase de ese mágico castillo retratado por Rowling. Sea como sea, es innegable que cada libro es un mundo propio y cada biblioteca un universo de posibilidades.

Se escogió el 23 de abril para esta conmemoración justamente porque en ese día nacieron o murieron grandes escritores de la literatura universal como Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La Conferencia General de la UNESCO la celebra para rendir tributo al libro y sus autores. También busca alentar, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y reconocer su contribución en la construcción cultural de una sociedad.

En los últimos veinte años en Venezuela han surgido diversos proyectos que buscan fomentar la lectura en los jóvenes y recordarle a los adultos el maravilloso mundo que quizás han dejado de lado debido a una rutina ajetreada. Ferias, concursos, actividades, incluso programas con cuentacuentos son parte también de lo que algunos preparan para sacudir a ese espíritu lector que muchos tenemos dentro. Puede que la situación económica dificulte la adquisición y el mantenimiento de este hábito, pero a continuación te presentamos tres iniciativas que hoy continúan con su labor.

QuéLeer

Desde hace algunos años QuéLeer celebra el Día Internacional del Libro como en Barcelona, España. Como esta fecha coincide con Sant Jordi, en algunos lugares es tradicional regalar una rosa y un libro. Aunque debido a la pandemia esta actividad fue suspendida en las ocasiones pasadas, este 23 de abril se retomará en compañía de la Fundación para la Cultura Urbana, en el patio interno del Edificio Mene Grande, en los Palos Grandes.

QuéLeer es una plataforma digital iberoamericana creada por María Alejandra Bello y Melissa Nahmens y conformada por una comunidad de lectores y entusiastas de la lectura. Es un proyecto cultural que atiende la curiosidad lectora y conecta con la movida literaria a través de noticias, reseñas, recomendaciones, entrevistas, curiosidades, novedades, eventos, talleres, cursos y club de lectura.

Este proyecto comenzó en 2010, con una cuenta personal en Twitter donde Bello y Nahmens recomendaban libros. “No somos lectoras empedernidas, pero tenemos nuestra biblioteca”, expone María Alejandra Bello. Aunque empezó siendo un pasatiempo, se convirtió en algo más cuando alcanzaron los 1.500 seguidores: “Melissa, que es más estructurada que yo, planteó hacer algo más serio”. Con constancia y dedicación, ambas mujeres trabajaron juntas para poder brindarle contenido de valor a sus seguidores.

Día Internacional del Libro

María Alejandra Bello, de QuéLeer

Igualmente, su sitio web sirve como un canal de promoción y exposición para autores de todo el mundo. También trabajan con Bancamiga para brindar a sus empleados bibliotecas para que la lectura forme parte de su entorno laboral. “Con la pandemia hemos abandonado un poco ese proyecto, pero esperamos poder retomarlo pronto”, explica Bello. Igualmente colaboran con el Instituto Goethe para montar eventos y exponer perspectivas sobre la literatura alemana: “Siempre buscamos aliados que crean que la lectura es una manera de darle al país un pensamiento crítico diferente”.

Si bien Bello admite ser amante del libro en papel, reconoce a su vez que las lecturas alternas, como el Kindle o el audiolibro, abren un mundo de posibilidades: “Cuando estás viajando resulta fantástico tener veinte libros en tu tableta, o trotar e ir escuchando un libro”.

“No es una mentira que el foco lector ahora es cada vez menor debido en gran parte al tiempo que se le dedica a absorber información en las redes sociales”. Por ello, Bello sugiere que a esas jóvenes generaciones hay que atraerlas con lecturas fluidas: “El mundo cambia cada vez más rápido, por lo que primero hay que incentivarlos a leer lo que les gusta; luego ya se les puede inculcar desde la casa y la escuela, que vale la pena gastar un poco más de tiempo en leerse ciertas cosas”.

MFM Club de Lectura

Aunque la tecnología ha facilitado la aparición de alternativas a la lectura en físico, sigue sin haber nada comparado a la sensación de palpar las hojas de un libro. Con esto en mente surgió el Club de Lectura Mariana Flores Melo. Este es un grupo comprometido con su proyecto de intercambiar, adoptar y donar libros con el fin de incentivar y fomentar la lectura en físico. Empezó con una recolección de libros usados entre conocidos, que posteriormente se publicaron en la cuenta de Instagram para ser donados utilizando un depósito como centro logístico.

Este club de lectura e intercambio lleva en funcionamiento tres años. Mariana Flores explica que antes de esta iniciativa, ella junto a siete amigas se reunían todos los meses para discutir un libro y del cual se inspiraban para alguna actividad. “A veces nos vestíamos igual que los personajes, o preparábamos recetas emblemáticas de la historia, o incluso íbamos a ver una obra de teatro basada en el libro”. Con el tiempo, el proyecto creció hasta el punto de que hacen ferias de libros cada quince días, más o menos. “Tengo un transporte con el que busco libros usados, que luego llevo a la feria para que la gente se los pueda llevar sin ningún costo”.

Día Internacional del Libro

Mariana Flores, de MFM Club de Lectura

Según Flores, la lectura no está siendo fomentada en las escuelas debido a que muchas búsquedas de información se hacen ahora por Internet. “De hecho, tenemos muchas enciclopedias que la gente me ha donado porque las personas ya no saben que uso darle”. En ese sentido MFM Lectura también colabora con los centros educativos, puesto que si requieren algún donativo en particular, Mariana se los lleva. “La idea es fomentar el hábito de la lectura y que todos tengan la oportunidad de leer un libro a mano”.

Independientemente de la situación, este club de lectura ha organizado ferias en muchas zonas de Caracas: en El Paraíso, La Estancia, el estacionamiento del Centro Plaza, el Rosal, Chacao, Altamira y El Hatillo, por ejemplo. “Pronto tendremos un espacio físico que funcionará como un Banco del Libro, y que solo le pertenezca a MFM Lectura”, proyecta Mariana: “Pronto les estaré informando”.

UpaUpa Español

“Desde Argentina y Venezuela, el amor por los libros ilustrados hizo que nos encontráramos… ¡En Canadá!”. Con esta frase se presentan Cynthia Rodríguez y Marcela Mangarelli en el sitio web de UpaUpa Español, una iniciativa enfocada a la educación de niños multilingüe, con programas para fomentar la lectura en diversas zonas de Latinoamérica.

Cynthia Rodríguez cuenta que cuando se mudó a Montreal hace casi ocho años, quería emprender una ruta en la que pudiera compartir su experiencia en crianza multilingüe mientras se relacionaba con la literatura infantil. “Cuando me di cuenta de que ambas cosas iban de la mano, decidí crear este sitio web; primero para generar contenido gratuito de interés para las familias que quieran heredar el español a sus hijos”. Así Rodríguez y Mangarelli comenzaron a trabajar en el proyecto, que lanzaron en plena pandemia con videos de cuentacuentos para los niños.

Criar a un niño multilingüe no es tan difícil, pero sí requiere de disciplina y empeño de parte de la familia. “En mi caso, fue una decisión que tomamos desde antes de que naciera nuestra hija, pues queríamos que hablara español, francés e inglés”, explica Cynthia.

El multilingüismo no solo no complica el desarrollo en la escuela sino que, en la mayoría de los casos, contribuye con el desarrollo intelectual y social de los niños: “Mientras antes empieces a transmitirle los idiomas en paralelo, más natural es esa absorción”.

Cynthia Rodríguez, de UpaUpa Español

Una iniciativa asociada a UpaUpa Español es el Campamento de Cuentos, un programa de promoción de la lectura para motivar a los jóvenes a leer durante las vacaciones de verano. Esta actividad se adaptó a Venezuela con la finalidad de brindar a los niños acceso a la experiencia tan rica que es una biblioteca. El año pasado se realizó en el barrio La Cruz, a través de una alianza con El Bus TV, el Banco del Libro y Ekaré; y luego en Caucagüita, de la mano de la Fundación Impronta, el Banco del Libro y Ekaré. “La mayor recompensa, sin duda, ha sido la manera en la que lo reciben los niños: con todo el gusto del mundo”. Al final a los pequeños participantes se les regaló un libro nuevo. “Me ilusiona pensar que les estamos dando el primer ladrillito de lo que un día será su biblioteca personal”.

La lectura es una puerta para el mundo, puesto que ayuda al niño a crear conexiones afectivas a la vez que estimula su curiosidad. “Hace que el niño se haga preguntas, se imagine lo imposible, se arriesgue a ir más allá de lo que ve y, por lo tanto, pueda soñar con que las cosas pueden ser mejores”, explica Cynthia.

Qué tipo de literatura consumen también es clave para el desarrollo de los jóvenes lectores, por lo que Rodríguez y Mangarelli se esfuerzan en la selección de los cuentos. “Leer es bueno, pero hay libros que son mejores que otros; y eso es lo que nosotras queremos entregar, tanto a nuestros clientes y usuarios, como a los chamos que se benefician de nuestros programas”.

"Esta enfermedad es un infierno. Te atrapa y te va consumiendo"

Wilson Díaz tiene 54 años y padece de síntomas asociados a la ansiedad. Vive en una comunidad rural fronteriza de Táchira, donde se habla muy poco sobre salud mental. El desconocimiento sobre enfermedades psiquiátricas reina y quienes las padecen son víctimas del estigma por parte de una sociedad que lucha por otras necesidades básicas. Esta es su historia tras recibir ayudar de Médicos Sin Fronteras

Libertadores: Es hora de atacar la causa del “casi”

¿Qué es lo que pasa? ¿Somos malos? ¿No somos competitivos? Yo estoy convencido que el asunto pasa por tema de actitud, de enfoque, de personalidad. Parecería irresponsable apelar a intangibles como la raza, la cultura futbolística y otros elementos no cuantificables o calificables, pero también tiene algo de eso | Por Carlos Domingues