<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Las tragedias que marcaron al mundo de la música venezolana

La música venezolana ha tenido sus tragedias: asesinatos, accidentes y suicidios. Las víctimas más recientes fueron los raperos Tyrone González (Canserbero) y Carlos Molnar (bajista de Zion TPL).

Las tragedias que marcaron al mundo de la música venezolana

González sufría de esquizofrenia, según información manejada por el periodista de la Revista Clímax, Jean Freddy Gutiérrez. Se hospedaba en casa de su amigo y también músico Carlos Molnar.

Canserbero despertó y atacó a Moinar  hasta asesinarlo. Después se lanzó  por la ventana del apartamento del piso 10 del edificio Camino Real Club, en la Avenida Andrés Bello del estado Aragua. Hasta el momento la información de este caso se mantiene confusa.Canserbero-2014

Pero esta no es primera vez que los medios se llenan de titulares sobre una tragedia en el mundo de la música. Aquí otros que vale la pena recordar:

Líbero Iazzio, manager de Caramelos de Cianuro

Entre palos y basura fue encontrado el cuerpo Iazzio la mañana del viernes 23 de marzo de 2012. Había sido abandonado en una calle cercana a la Universidad Santa María después de un secuestro. La banda que representaba recibió la noticia en México, apenas al bajarse del escenario del Festival Vive Latino.

El representante artístico había ido a una reunión de trabajo el jueves 22 de marzo en el restaurante Maute Grill. Camino a su casa, en la urbanización Macaracuay, su Mini Cooper fue interceptado por integrantes de la banda “Los Miserables”.  Libero-Iaizzo200113 

Según información extraoficial que manejó el diario El Universal, Iazzio había convencido a sus secuestradores de que le permitieran llamar a un amigo, que a su vez se comunicó con la madre del manager para que intentaran buscar la cantidad de dinero que solicitaban por él.

A pesar de que se entregaron 200 mil Bs que se pidieron, Iazzio fue asesinado. Alrededor de las 3 de la mañana, los plagiarios llamaron a su familia para informarles que lo habían matado.

Por el hecho diez personas fueron encarceladas: Gilber Bolívar, de 19 años y Adán Orozco, de 20. El manager tenía 35.

Carlos Eduardo Troconis, Cayayo de Sentimiento Muerto

Cayayo convulsionó. Era 17 de noviembre de 1999. Su amigo y también músico, Gustavo Coma, quien manejaba el auto en el que estaban, lo llevó a la clínica El Ávila. Pero un problema de corazón que sufría no aguantó el abuso de drogas y dejó de latir.Cayayo

Pocas horas después habría un evento del que Cayayo fungía como organizador, el famoso ciclo Miércoles Insólitos en el teatro Radio City en Sabana Grande. La última que se realizaría. En él tocarían varias bandas, incluyendo PAN, a la que pertenecía. Troconis había sido guitarrista de Dermis Tatú y de Sentimiento Muerto.

La noticia se conoció antes de que PAN se montara en tarima. No lo hicieron.

Cayayo Troconis fue conocido como una de las figuras más representativas del rock nacional y uno de los encargados de impulsar sonidos que nacieran en Venezuela.

Javier Avellaneda – “Vieja” de Zapato 3

Zapato 3 se unió a Sentimiento Muerto en dos aspectos: ambas llenaron sus conciertos, y ambas tuvieron una pérdida trágica de un integrante en la década de los 90. “En mi cara hay una lágrima, que delataba su intención…”, como dice su canción Obstinado.

Vieja se había quitado la vida. El momento más fuerte en la historia de Zapato 3, según su bajista, Fernando Batoni. Dejaba a atrás una banda que años después (2012) haría su “Última cruzada”, serie de conciertos que recordaron la vieja época en que llenaban espacios.

Juan David Chacón, One Chot

La inseguridad alcanzó también a este cantante de reggae de 34 años la noche del 27 de febrero de 2012, pero es el sobreviviente de esta lista. One Chot fue interceptado por tres sujetos en una calle de Bello Monte para robarlo. Chacón terminó con un tiro en la cabeza que, afortunadamente, no generó daños cerebrales en el artista. Pero eso sí, los dreadlocks fueron cambiados por un gorro.

El año pasado OneChot presentó su tercer disco, Natural, y declaró a los medios que el accidente “lo afinó”, y que eso se refleja en su trabajo.one2