<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Ver otras firmas

Alexis Correia

Alexis Correia

Como dice una canción de Caramelos de Cianuro, creyó cambiar el mundo con nacer. De niño era mucho más inteligente de lo que es ahora: se leyó Naná de Émile Zola a los 6 años. Estructuró su infancia como la programación de un canal de TV. Lloró despechado en la sala de cine viendo tres veces seguidas el Drácula de Coppola en la época de las funciones continuadas en el Broadway de Chacaíto. Deambuló por las aulas de Comunicación Social de la UCAB, de lo que no quedó mayor resultado visible. Medró en las redacciones de El Nacional (el lugar donde sus superiores lo soportaron más tiempo), Líder en Deportes y alguna web, antes de ser recogido por El Estímulo.

El principal fruto de su trabajo es una foto junto a Gustavo Cerati, aunque no recuerda dentro de qué libro la metió. Con frecuencia suspira por ganarse la vida con un oficio mecánico y dejar de borrar los caracteres de las teclas. Instructor fitness frustrado. Solo bebe agua, se acuesta temprano y lucha contra el síndrome del burnout.

Artículos Destacados

Venezuela en Tokio: un oro casi seguro y la asistencia más baja del chavismo

Venezuela en Tokio: un oro casi seguro y la asistencia más baja del chavismo

Para el momento de escribir estas líneas, había 22 atletas clasificados a Japón: la cifra quizás aumentará en una docena, pero aún así será el punto más bajo en 30 años. Probablemente es lo más sensato en un país sumido en todas las emergencias posibles, y cuyas mujeres necesitan un símbolo femenino que no sea una adolescente preñada: habemus Yulimar

Por eso y muchas cosas más, hablemos de muerte esta Navidad

Un tweet de Josemith Bermúdez, artista y paciente de cáncer, estremeció las redes este diciembre. ¿Un grito de desesperación o un show para llamar la atención? No soy psicólogo ni psiquiatra, pero desde el lado del paciente, diría que hay que estar pendiente de todo llamado de auxilio. Enfrentarse de nuevo a la vida, como decía Enmanuel, y a la certidumbre de que la perderemos

Eurotofobia: el temor patológico a las vaginas (y todo lo que sea demasiado complejo)

Sí: si te da miedo el órgano genital femenino aunque adores a las mujeres, pero nunca has hablado de ello en público porque temes sentirte “raro”, debes saber que no estás solo y hay otras personas como tú, incluso genios como Salvador Dalí. Sí, puedes vivir con ello, aunque también tienes el derecho a mejorarlo y trabajarlo. Hablemos más de las vaginas, y no solo cuando mandan a lavarlas con Listerine

¿La sombra venció a la casa? Un SOS para la UCV

Hongos de sombrero en pupitres, termitas, monte por todas partes, robos masivos, estructuras a punto de colapsar, profesores, vigilantes y obreros sin sueldo ni transporte: pocas veces una universidad se la ha visto tan ruda para regresar a clases presenciales, en el supuesto poco probable de que la vacuna rusa funcione a corto plazo. La primera alma mater del país ya no tiene casi nada, excepto dolientes, pero sigue habiendo iniciativas para mantener prendida una llama de esperanza

6 joyitas para ver en la nueva app de RCTV

El último Día de la Independencia de Venezuela (5 de julio de 2020), RCTV anunció su “indAPPendencia” con —presuntamente— más de 40.000 horas de programación para ver en el celular. Sí, el futuro de la televisión pudiera estar en el streaming, sobre todo en un país sin libertad, pero con un montón de dudas que todavía no tienen respuesta  

Caracas 2037: el futuro en el que nos vimos

La descomposición general del país y la poca voluntad de cambio nos arrastraron en el futuro a una distopía posible, en donde las cosas llegaron por default a una situación comparable con un post-apocalipsis del tipo Mad Max. Aquí se enumeran algunos ejemplos de lo que podría pasar dentro de 20 años.

Diez parejas que construyeron país

Representan la política, las artes plásticas, los movimientos ecológicos y hasta los medios de comunicación. Su aporte –el de ambos– fue crucial para forjar la democracia y la modernidad en Venezuela. En resumidas cuentas, pusieron su grano de arena y nos definieron como sociedad

Diez parejas que construyeron país

Representan la política, las artes plásticas, los movimientos ecológicos y hasta los medios de comunicación. Su aporte –el de ambos– fue crucial para forjar la democracia y la modernidad en Venezuela. En resumidas cuentas, pusieron su grano de arena y nos definieron como sociedad

5 comparaciones odiosas entre Thor Ragnarok y Justice League

Sí, es comparar peras con manzanas, porque Justice League equivaldría más a Avengers, pero bueno, estos dos blockbusters navideños se estrenan casi al mismo tiempo y en ambos se forma un equipo para evitar el apocalipsis, y en una hay valquirias y en la otra amazonas, que vienen siendo casi lo mismo.

Yo veía el Mazinger original: pregúntame cómo marcó mi vida

"Ahora que ya no es piloto, Koji Kabuto ha seguido el camino de su padre y su abuelo iniciando su carrera como científico. Y ahora encuentra una gigantesca estructura enterrada en las profundidades del Monte Fuji, junto con una misteriosa indicación de la vida... Nuevos encuentros, nuevas amenazas y un nuevo destino aguardan a la humanidad. El antiguo héroe Koji Kabuto debe tomar una decisión sobre el futuro: ser un dios o un demonio…", esto es parte de la nueva entrega de la película animada Mazinger Z: Infinity. A propósito de ello, Alexis Correia hace una reflexión sobre el icónico personaje.

Cinco cosas que podrían prestarse las dos Blade Runner

Ya casi llegamos a 2019, el año en que se situaba la Blade Runner de 1982, y todavía los carros no vuelan en la ciudad de Los Ángeles Los Dodgers juegan beisbol sin que se lo impida el smog y la lluvia, y de hecho, van a la Serie Mundial. En Estados Unidos manda Trump y en Venezuela el chavismo acaba de ganar una elección con una inflación de casi 1.000%, lo que no previó ningún guionista de ciencia ficción.

Los tres grandes momentos de El Amparo

Lo que me gustó de El Amparo es que denuncia una masacre de la IV República pero no es una película del chavismo. Lo que me gustó de El Amparo es que trata sobre un estilo de vida, no sólo de algo que pasó. Lo que me gustó de El Amparo es que sentí deseos de ser amigo de “Chumba”, un personaje que despierta la tierna vulnerabilidad de un peluche con corte de totuma