<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Ver otras firmas

Armando Díaz

Armando Díaz

Soy un Valenciano que llegó a Caracas a buscar mejores historias. Ahora recorro las calles de esta ciudad en moto o a pie. Si me ves con una grabadora en las manos, cuidado, en verdad es una espada láser para derrotar al lado oscuro de la información, porque un periodista siempre debe ser un Jedi o un auror. Al final el periodismo también es magia.

Artículos Destacados

Vivir preso en el extranjero sin pasaporte

El 7 de diciembre, el Saime reveló que el trámite de un nuevo pasaporte se ubicaba en bs. 8.364.320 ($170), mientras que la prórroga pasaba a costar bs. 4.182.160 ($85), golpeando aún más el débil bolsillo del venezolano, fuertemente afecto por la hiperinflación

ENTREVISTA | Guaidó: "La intervención no es invocar un artículo solamente"

“Hoy 23 de enero del 2019, en mi condición de presiente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”. De esta forma Juan Guaidó firmaba con tinta indeleble su paso por la historia de Venezuela. Nueve meses después, el inquilino de Miraflores sigue siendo Maduro, mientras él se sienta en la silla del presidente interino, muy lejos del palacio presidencial

"Ya no camino por Lima con la gorra tricolor por la xenofobia"

Ángel Moreno casi no recorre las calles de Lima con la gorra tricolor, quiere pasar desapercibido, producto de la oleada de xenofobia que ha tomado a los venezolanos y que los hace temblar, sin embargo, con Ángel pasa algo diferente, sufre un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) que lo empeora todo.

La arepa, una indiscutible sobreviviente en las mesas venezolanas

Hablar de los hogares venezolanos es hablar de arepa, ese alimento tradicional que impregna las casas con un aroma particular a budare humeante, ahí se cocina la historia de un país que vive su peor momento, pero que sigue en pie y así como el país resiste, la arepa sobrevive a la crisis económica más sombría de su historia.