Caracas: así la extrañan los lectores de El Estímulo

Como la definió un seguidor de nuestra cuenta en Instagram, Caracas "es una chica bipolar que enamora". Compartimos los testimonios seleccionados de venezolanos de la diáspora que cuentan que son esas pequeñas y grandes cosas que extrañan de la capital

Caracas: así la extrañan los lectores de El Estímulo

La añoranza se vive en las grandes cosas, aquellas que son comunes para los emigrantes que parten de un mismo lugar, pero también en los pequeños detalles, que le dan un matiz particular a la cotidianidad.  Ayer, con motivo del 454 aniversario de Caracas, casi 300 seguidores de El Estímulo que están en la diáspora, compartieron lo que más extrañan de esta capital que tiene al Ávila como un vigilante verde, al Caribe como vecino y una urbe que devora al tiempo. Caracas es, como la definió @ela_lyna, «una chica bipolar» que enamora.

«Viví en Caracas por 20 años, y puedo decir que la conozco más que a San Cristóbal, que es donde nací y me críe. A Caracas la recorrí a pie, en bici, en carro, en bus… En fin, tuve la posibilidad de ver detalles encantadores, únicos, especiales. Pero a Caracas la complementa su gente. Extraño a mis panas, esos saludos a todo pulmón de pana mío, mis mangos, el amanecer con la revolución de los loros y las guacamayas, el Ávila, sus avenidas, tomar jugo de naranja en Sabana Grande recién hecho, caminar por los recovecos de La Candelaria y el Centro, sus parques, Chacao y sus hermosas fachadas, sentarme en algún café, el araguaney, los caobos, los apamates… En fin. He caminado por calles de otros países y algo me recuerda a Caracas, porque todo se me parece a ella! Te amo, Caracas. ¡La chama bipolar de mi vida!»

A Caracas se le extraña con los cinco sentidos y con el corazón.

Algunos recuerdos son comunes: el clima amable, la luz brillante, la energía permanente del Ávila, la vistosidad de las guacamayas. Otros se enraízan en sonidos, comidas (muchas sencillas), en pequeños placeres que no se encuentran fuera de sus límites.

«Levantarme y acostarme con el Ávila, la gastronomía, la brisa de diciembre, mis guacamayas, el Teresa Carreño, el sonido de los grillos en las noches … en fin. Mi Caracas ♥️ algún día volveré», resumió @marysaez el sentir general.

Compartimos parte de estos casi 300 testimonios, y si quiere leerlos todos, puede hacer clic aquí. Quizás le pase como a @magalita30 que contó: «Solo con ver las imágenes se me llenaron los ojitos de lágrimas».

De grillitos y otros sonidos

Solmitacuisine. Extraño lo que nunca cambia. Las noches con el canto de los sapitos y las chicharras mientras estridulan después de los aguaceros, el olor a tierra mojada, temprano en las mañanas el sonido de los pájaros, y el verde por todos lados. Y por supuesto mis amores.

joa_nelson. ¡Tantas cosas! El sonido de la noche de los sapos y los grillos.

carlacvargase. Ver mi Ávila @elestimulo. Mi familia, que quedó allá. Las cachapas de Los Palos Grandes. Correr en el parque del Este. El sonido de las guacamayas libres a las 6pm. El frío de diciembre… Todo, lo extraño todo.

Es muy usual ver guacamayas en Caracas. Suelen interactuar con las personas a cambio de algunas frutas o semillas de girasol. Las más comunes son las azul-amarillas. Foto archivo

claret_andre. El clima… y el canto de los grillos al atardecer. Recibir visitas de las guacamayas y también el olor a tierra mojada luego de llover.

@luchocampo. Los sonidos de caracas son poderosamente únicos. Desde sus aves mañaneras hasta sus sapitos en la lluvia. Inclusive debatir si lo que escuchaste fue un tiro o un fuego artificial. Lo que se escucha fuera de ella es notablemente más seco. Escucho sirenas de ambulancias y carros pasando.

Caracas de mis sabores

normajimenezl. Tomar un rico café en las mañanas con mis compañeras de trabajo antes de empezar a laborar.

rojasjl. Los pastelitos de Carmelina. (Carmelina es la persona que atiende, desde hace muchos años, la frutería La Orlandesa, conocida en Caracas por sus pastelitos y sus jugos de frutas).

danielricardofit. Comer arepas al salir de una rumba.

felixcahuas.  El pan gallego. (Es un pan de costra dura, muy popular en Caracas).

majona1004. ¡Una rica canilla de regreso a la casa! Ver el Ávila en la mañana.

El canilla es actualmente el pan más popular en Caracas. Foto Archivo

bazunga1951. Los tacos de Santa Sofía.

zulyperez_66Una chicha y una buena cachapa en la esquina. (Cachapa son una especie de panquecas gruesas hechas de puro maíz, que se doble y se rellena, usualmente, con queso blanco suave y se le coloca mantequilla por encima para que se derrita al calor de la cachapa).

mperdigonf. El Ávila, las panaderías, el clima, los perros calientes de Joao en Las Mercedes. ¡Te amo, Caracas!

xclaudiasofia. Yo extraño el Ávila, los paseos a El Hatillo, pero lo qué más extraño es a @francaesfranca. No puedo con eso. Esperaré la gran noticia de su apertura en los mayamis. (Franca es una red de cafetería de Caracas, conocida especialmente por la calidad de su café y sus variados coffecakes).

Los coffecakes de Franca. Foto Archivo de Bienmesabe

janibon17. ¡El clima y mi hermosa urbanización donde veía de primera mano el Ávila! Extraño la Caracas de los 80 y 90, salir de una fiesta e irse a comer arepas a las 6am a las mercedes. En fin.

valentinazapatajansen. El clima, la gente, la cercanía de la playa, el Ávila y sus cocadas.

isisperez1La sopa y sus sabores

jaquelineosteicocheaLas acemitas, la Estancia, el café Franca, el centro de arte de Los Chorros… ¡Ay Dios, muchas cosas! (La Estancia y Los Galpones de Los Chorros son centros de arte con hermosos jardines).

sfspablo. El ron y los broders.

eljuvenal. Cachitos de pernil.

manu_gomz. El chichero de La Hoyada.

hebertojoseborjasEl minilunch de las panaderías, el Parque del Este (antes de su debacle), los billares de la Candelaria, el Cinex del C.C. Tolón, mis amigos y parientes.

unatal_didi. La Danubio, el Ávila, Bello Horizonte, el Salón Cantón, las empanadas en cada esquina, las guacamayas, y su clima, sin duda alguna, el mejor clima del mundo. (La Danubio es una conocida pastelería, Bello Horizonte es un restaurante de parrillas y Salón Cantón es una tradicional cadena de comida china).

luisamondi. Mi paseo por Los Próceres, comer helados en Crema Paraíso. (Esta es una red de fuentes de soda, con casi 70 años de fundada. Aquí puede leer su historia).

crema paraiso

Uno de los primeros locales de Crema Paraíso. Foto Cortesía

yusbeprince. Obvio las playas, y los «asquerosos deliciosos». (A los perrocalientes que venden en las calles, se les dice popularmente «asquerositos». Los de Caracas tienen una preparación particular y muchos toppings al gusto, que los hace famosos por su sabor. Aquí contamos cómo son).

Los perros calientes en Venezuela tienen una forma particular de prepararse y muchos toppings. Foto Archivo de Bienmesabe

ydued. Extraño los restaurantes, las panaderías, sus atardeceres. Las fresas con crema y el vinito de mora en Galipán, los sandwiches de pernil. Estudiar en la grama de la UCV, Los Próceres. Los hombres que te piropean desde otro carro. Y la sonrisa de los caraqueños y caraqueñas es hermosa.

carocaro15. Los platanitos con ajo Toms.

kidaguacate4u. Extraño la Pizzería Delia en 1986.

marlisbethr. ¡Todo! Ir al mercado de Chacao o a El Hatillo a tomar la mejor chicha del mundo mundial.

Chicha venezolana hecha a base de arroz. Suele servirse con leche condensada y canela. Foto Archivo de Bienmesabe

revekconk. Mano, las palmeritas. (Dulces de hojaldre caramelizado, muy populares en Venezuela).

Palmeritas de la pastelería Danubio

eugeccs. Perros calientes y hamburguesas 4ever.

Una fiesta para el olfato

tatmendoza. ¡Su olor! Recuerdo caminar por mi casa (Los Palos Grandes) y sentir ese olor a pan caliente, a café, a brisa con flores, a gente bonita, a tierra húmeda, a jugo de guayaba, a Caracas, mi eterna y amada Caracas.

Los Palos Grandes -Detienen a 18 personas en una fiesta por incumplir cuarentena en Caracas

La plaza de Los Palos Grandes, en Caracas. Foto Archivo

dorenurse. Las calles transitadas a diario, la gente que la ocupaba, el hermoso clima. Hasta cuando llovía estaba encantada. Mi querido JM De Los Ríos. Caminar desde Plaza Venezuela hasta Parque del Este. La casa de mi abuela, su balcón que daba hacia la plaza Capuchinos y el olor de la panadería que se metía en el edificio… cómo te extraño, Caracas. (El JM De Los Ríos es el principal hospital infantil del país).

leonernestopintor.  El olor de Caracas, los domingos en la mañana en zonas de mucha vegetación, y el sonido de los pájaros.

Ciudad de colores alegres

erikacastroberroteran. El color.

caleyaisabelarquitectura. ¡El Ávila, los cielos azules y la brisa fresca del este!

ingriyi. El metro, las guacamayas, el CCCT, las obras de Cruz Diez, el mural de Zapata, la esfera de Soto.

La Esfera de Jesús Soto Foto: Felipe Rotjes / Archivo

guayabaykiwi. Lo verde que es la ciudad y su clima.

janinabarazarte. Ver el contraste del Ávila con el cielo, El Hatillo, el Centro de Arte Los Galpones, el Trasnocho Cultural, 360°, Suka, el clima, los restaurantes de la cuadra gastronómica en Los Palos Grandes, las guacamayas… ¡Siempre tener un plan con amigos y mucho más!

felemil. Su gente, el Ávila, su tráfico con los vendedores de tostón y Cocosette. Los pájaros de todos colores, ardillas y palomas en las plazas. (El Cocosette es una popular galleta tipo waffle con crema de coco, hecha por la marca Savoy, que ahora pertenece a Nestlé).

Carlucha22. Mis amigos, el clima, su gente, el Ávila, sus colores, las guacamayas, su vegetación. TODOOOO.

flovidal07. Los azules y los verdes… Entre muchas otras cosas.

betzabe0912. ¡Las guacamayas! ¡Los atardeceres!

Un atardecer en Caracas. Foto Giuliana Chiappe

omartortolero. Extraño sus colores, el Ávila y el preticor, el clima de todo el año, la comida de algunos lugares emblemáticos, así como también algunas marcas y productos que ahí venden.

La gente y los afectos

ys_castle. A mi mamá @siluycastillo

maderadpino. Mis hijos y mi familia que están allá, el clima, las vistas del Cerro Ávila, la alegría del caraqueño, su modo de hablar.

lucycarmona4. Mi casa, mi familia, los almuerzos domingueros en casa de mis papás, mis amigas… no voy a parar.

gonzalotovar. La familia, los cielos azules, los días felices…

taisabel9. Todooooooo, no me queda nada que no extrañe de mi país, pero sobre todo, esa calidad humana que solo tenemos los venezolanos, que a pesar de tanto dolor y necesidad, somos inigualables. Somos únicos.

carlpinero. Cáete pa’tras: a las mujeres. Con guáramo y tacones.

veroalbero. Extraño todoooo. A mi Ávila querido y a la gente risueña que sabe sacar un chiste de todo.

saulsuares. Mi casa y los desayunos por la mañana con la familia.

elocarbonell. Mi hijo, mis papás, el clima, el Ávila, mis amaneceres desde la ventana.

piliplata. ¡La FAMILIA reunida! El clima único en el mundo, sus colores, su gente, el queso. ¡Todo!

Nuestro Norte, el Ávila

kmadama. Su luz, el Ávila, sus restaurantes, su aire cosmopolita.

joselyngdiaz. Ver el Ávila, sin duda.

«La montaña que decora mi ciudad», por Natalia Sánchez, ganadora de la categoría Ávila, de la segunda edición del concurso «Qué significa ser caraqueño», en 2020.

rafaeldepalma. No quiero sonar tan blanco como Ilan Chester, pero por algún sentido orientación y cobijo, extraño el Ávila.

jay.hrndz. La brisa de mi hermosa montaña y el paseo de la cota mil los domingo

ambarco. Asomarme por la ventana y ver la montaña pero estoy segura que @britoadrig extraña a Eusebio, jajajaja. (Eusebio es un popular carrito que vende hamburguesas y perros calientes).

amfreites. Extraño el Ávila, llenarme de energía de sólo verlo.

janibon17. El clima y mi hermosa urbanización donde veía de primera mano el Ávila. Extraño la Caracas de los 80 y 90, salir de una fiesta e ir a comer arepas a las 6am a Las Mercedes. En fin,

rodriguezjoanni. Ver nuestra majestuosa montaña todas las mañanas, el Ávila. Sus atardeceres. Uff. se añora muchísimo.

xiomara_kalox55. Ver El Ávila desde mi ventana. El olor a tierra mojada cuando llueve, el azul del cielo, el olor de pan caliente de la panadería cercana, etcétera-

ottohermann. Mi casa, mi Ávila y la tortuga.

El sentido de pertenencia

anitalaya83. Extraño todo: el clima, el cielo azul, la canilla y el queso telita, mis clases de yoga, estar a 45 minutos del mar, mis amigas y sentirme en casa. Llevo 5 años fuera y no pasa más de una semana sin que alguien me pregunte de donde soy.

rubenfer37. Sentirme en casa, abrigado por esa gran montaña, sintiendo la energía de una ciudad que estaba viva. De una ciudad que no era una, sino varias ciudades en una. El cielo diáfano, el clima exacto, las voces de la calle. El carrito de helados, el raspado, el chichero…

giocarola. Todo. Pero lo que más extraño es no ser extranjera.

evamontoro_ethica_jewelry. La gente, el clima, ¡el estar en casa! No la cambiaria por nada. Cómo te EXTRAÑO MI AMADA VENEZUELA.

alecamargoart. La gente, el sentimiento de vivir en la ciudad en la que creciste, donde entiendes todo, el clima, el Ávila, la fiestas, las reuniones, el olor, ¡todo!

Experiencias

majomontilla. Manejar en la Cota Mil. (La Cota Mil o Avenida Boyacá es una larga vía expresa que atraviesa Caracas de este a oeste, al borde del cerro Ávila).

Parte de la Cota Mil

sherpon. El universitario. (Es el estadio de béisbol de Caracas, allende a la Universidad Central de Venezuela)

tynna6. Salir los viernes en la tarde a tomarme unos cócteles en Samoa con mis amigos.

jonathan_madrid07. Magallanes vs. Caracas. La Ciudad Universitaria, Los Próceres, entre otros lugares icónicos de la capital, Como la vista del Ávila, que prácticamente siempre estaba presente en cada parte la ciudad. (Magallanes-Caracas es el gran duelo de béisbol de Venezuela. Son llamados los eternos rivales).

Estadio Universitario de Caracas con el Ávila al fondo. También es usual ver guacamayas volando bajo en pleno juego. Foto Archivo

erwincadriasco13. Extraño caminar toda Sabana Grande, desde Plaza Venezuela hasta Chacaíto. Ir al estadio olímpico de la UCV a ver un juego del Caracas FC o al Universitario ver un Caracas-Magallanes. Caminar por el Sambil, Millenium Mall. Ver el Ávila todos los días y el clima agradable de mi ciudad. Extraño mi hogar, mi familia, mis amigos, en fin, extraño la vida que me quitaron estos resentidos socialistas.

arvenezuela2007. Parque Cerro Verde. (Es un mall nuevo en el sureste de la ciudad, que da una espléndida vista al Ávila y a Caracas)

Parque Cerro Verde

jbarroet. Altamira y Parque del Este. Y muchas otras cosas más. Yo me enamoré de esa ciudad hace muchos años.

joubasti. El clima, el Ávila, poder caminar por las aceras.

valeria305. El guaguancó que tiene mi ciudad, el Ávila , las rumbas con los panas, el poder bajar a La Guaira cuando quería, manejar en la Francisco Fajardo. Muchas cosas extraño. («La»  Francisco Fajardo es la principal autopista de la ciudad).

sivispatty. En el orden de mis prioridades… El estadio Universitario en un juego Caracas-Magallanes, recorrer todos los centros comerciales, por supuesto y no menos importante mi Ávila. Y mucho más tiempo atrás las noches nocturnas, la gastronomía….. Tanto que extraño, pero feliz de haberla disfrutado.

yubisandarcia. Wow… difícil pregunta. Lo primero, definitivamente, mi gente. Luego la vista del Ávila desde la autopista cuando vas a tomar Cota Mil. Mis despechos y angustias todas las pasé desde Petare rumbo a La Pastora. Ese paseo era mágico para mí. Las playas imposible no extrañarlas con su suave oleaje y su cálida temperatura. Extraño el olor a tierra mojada de mi país, su música, el Centro de Acción Social por la música, el Teresa Carreño, la Plaza de los Palos grandes donde me sentaba a leer o a escuchar música, podría no parar… (Desde Petare rumbo a La Pastora es el inicio de una popular canción de Ilan Chester y son las zonas donde empieza y termina la Cota Mil en Caracas).

drangel.86. Caminar por chacao

vc_eliza. Los fines de semana subía hasta Sabas Nieves por Altamira y si quería, un fin de semana a 30 minutos podía disfrutar de la playita. ¡Cómo te extraño!  (Sabas Nieves es una de las entradas peatonales del cerro Ávila).

El clima amable

zandyac. El clima. Vivir en un país con cuatro estaciones está sobrevalorado. Créanme, jejeje.

jenniferverdeg. ¡Extraño TODO! Estoy enamorada de mi Caracas. Su olor, el cielo con un sol radiante, los días lluviosos, el Pacheco, Las Mercedes y sus rumbas, el Ávila, la Cota Mil, las playas, hasta los motorizados, jajaja. (El Pacheco es el nombre popular que se da a los primeros días fríos de noviembre-diciembre. Tiene su origen en un antiguo personaje que bajaba desde el Ávila a Caracas, a principios de diciembre, a vender sus flores. Su llegada coincidía con las bajas temperaturas).

merlinguti. Caracas: La ciudad con el mejor clima del mundo de día y de noche. Yo extraño un sinfín de cosas.

Caracas es un sentimiento

naylethpb. Todo absolutamente todo , no hay un día que no sueñe ni piense en que estoy volviendo a ella 😢

maralbornozvegg.  Como te amo Caracas, por siempre.