<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Buque con gasolina se dirige a Venezuela desde Irán

El buque con gasolina marca la más reciente señal de cooperación entre las dos naciones socias de la OPEP, cuyas industrias petroleras están sujetas a sanciones por parte de Estados Unidos

Buque con gasolina se dirige a Venezuela desde Irán

En medio de la escasez de combustible, el Gobierno de Maduro parece apoyarse en Irán para solventar la crisis que tiene paralizado el transporte en Venezuela. Según información de Reuters, un buque con gasolina viene desde Irán hacia el país caribeño.

Los datos de rastreo de buques de Refinitiv Eikon, muestran que el buque Clavel de bandera iraní pasó el miércoles el Canal de Suez tras cargar combustible a fines de marzo en el puerto de Bandar Abbas, en Irán.

Pueden ser más

El cargamento que viene hacia Venezuela puede que no ser el único. Otros cuatro buques del mismo tamaño, todos de bandera iraní y cargados con gasolina están a punto de cruzar el Océano Atlántico después de pasar el canal de Suez. Sin embargo, estas embarcaciones no han establecido sus destinos finales, aunque es muy probable que sea Venezuela.

Sin embargo, una de ellas, Fortune, aparece en una lista de embarques programados para ingresar a puerto venezolano.

Ante esto, políticos de la oposición venezolana dijeron que habían recibido información de que los cinco embarques se dirigían al país.

“Ojalá sirvan a aminorar el padecimiento. Pero el problema de la gasolina en Venezuela no es coyuntural, es estructural”, dijo el diputado opositor Luis Stefanelli, miembro de la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional.

Cooperación Irán-Venezuela

El buque con gasolina marca la más reciente señal de cooperación entre las dos naciones socias de la OPEP, cuyas industrias petroleras están sujetas a sanciones por parte de Estados Unidos.

Desde abril, varios vuelos desde Teherán han suministrado materiales a Venezuela para reanudar la unidad de craqueo catalítico de la refinería de Cardón, operada por la estatal Pdvsa y con capacidad para procesar 310.000 barriles por día (bpd).

La red venezolana de refinación, de 1,3 millones de bpd de capacidad, se ha derrumbado en los últimos años. Esto ocurre por falta de inversión y mantenimiento bajo el gobierno de Maduro. También la caída de la industria se ha profundizado con las sanciones de Estados Unidos hacia Pdvsa.

El Departamento de Estado no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los envíos de Irán. PDVSA y el Ministerio de Petróleo de Venezuela tampoco respondieron a solicitudes de comentarios.

Con información de Reuters