<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Gobierno de Maduro paga con oro a Irán y China para volver a producir gasolina

Un funcionario del Banco Central de Venezuela confirmó que más de nueve toneladas de oro valoradas en más de $500 millones han sido enviadas desde Venezuela a Irán como parte del pago de las reparaciones

En medio de una grave escasez de gasolina que golpea y paraliza a Venezuela, los gobiernos de Irán y China vienen al rescate de las paralizadas refinerías del país.

Sin mucha propaganda por parte del gobierno de Maduro, los trabajos de reparación han pasado debajo de la mesa. Todo esto mientras el país está convulsionado por la falta de servicios públicos, la guerra armada en sus barrios y la denuncia de una operación para sacar del poder a Nicolás Maduro.

El principal objetivo de los trabajos realizados en el Centro de Refinería de Paraguaná es reiniciar un complejo capaz de producir 940 mil barriles diarios de combustible. Sin embargo, esto no es gratis. El gobierno de Maduro está pagando a Irán y a China con oro de las arcas del Banco Central de Venezuela.

Al frente de esta operación se encuentra Tareck El Aissami, mano derecha de Maduro y recientemente nombrado ministro de Petróleo de Venezuela.

Gasolina

Vuelos en medio de la pandemia

La aerolínea Mahan Air, de propiedad estatal iraní, ha realizado 16 vuelos directos desde el 22 de abril desde Teherán al aeropuerto internacional Josefa Camejo, cerca de la Refinería de la Península de Paraguaná. En estos viajes se traerían catalizadores, piezas de refinería y técnicos de Irán y China. La información la suministraron cinco funcionarios del Ministerio de Petróleo a Argusmedia.

La autoridad aérea comercial INAC de Venezuela autorizó a la aerolínea Mahan Air realizar hasta 20 vuelos directos desde Teherán a Paraguana. Sin embargo, se van a aprobar vuelos adicionales «según sea necesario», le dice a Argus un alto funcionario de INAC.

La filial estatal china de CNPC, Jichai Power Equipment Company en Chengdu, se encuentra entre las empresas chinas que apoyan la operación. Se están trayendo compresores, piezas de refinería y técnicos a Paraguaná con Mahan Air, dijo un funcionario del ministerio de petróleo.

China también está suministrando catalizadores a Pdvsa. Esto lo hace porque Irán no produce suficiente sustancia para satisfacer completamente las necesidades de sus propias refinerías.

La empresa de ingeniería estatal iraní Khatam al-Anbiya, una entidad sancionada por Estados Unidos afiliada al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), también está suministrando a piezas y técnicos de refinería, agregó el funcionario.

Sin comentarios

Funcionarios diplomáticos locales de China y CNPC declinaron hacer comentarios sobre la cooperación posterior. Por su parte, la embajada de Irán en Caracas no respondió a tres solicitudes telefónicas en busca de comentarios.

Mahan Air ha entregado alrededor de 700 toneladas de catalizador iraní y chino desde el 22 de abril, dijo por teléfono un funcionario de Pdvsa en el complejo de refinación de CRP. Entre las piezas entregadas se encuentran compresores y bombas.

Mahan Air ha establecido una «operación de puente aéreo» que se extiende desde Chengdu a través de Teherán hasta Paraguaná.

«En algunos casos, se han transferido cargas de vuelos que llegan a Teherán desde Chengdu a vuelos que salen de Teherán inmediatamente hacia Venezuela», dijo el funcionario de la comisión reestructuración de Pdvsa.

«Confiamos en que podemos reiniciar las operaciones de producción de gasolina del Complejo de Refinería de Paraguaná pronto con la ayuda de nuestros socios iraníes y chinos».

Tareck El Aissami toma acciones

La cooperación fue negociada directamente por el nuevo ministro de petróleo en funciones Tareck El Aissami, quien también encabeza la comisión de reestructuración, dijeron funcionarios del ministerio y de Pdvsa. El presidente de Pdvsa y primo del fallecido presidente Hugo Chávez, Asdrúbal Chávez, también participó en las discusiones de reparación de la refinería.

El Aissami es el sucesor del general Manuel Quevedo, cuya gestión como ministro de Petróleo y presidente de PDVSA fue duramente cuestionada.

Comodín que ha pasado por múltiples roles, Maduro acercó a El Aissami en febrero al sector petrolero al ponerlo a la cabeza de una comisión para «reestructurar» Pdvsa.

Tareck El Aissami

¿Cómo se está pagando?

El gobierno de Maduro está pagando con lingotes de oro del Banco Central de Venezuela.

Un funcionario del Banco Central de Venezuela confirmó informes de que más de nueve toneladas de oro valoradas en más de $500 millones han sido enviadas desde Venezuela a Irán desde que comenzó el puente aéreo el 22 de abril.

Los equipos técnicos de Pdvsa, apoyados por técnicos iraníes y chinos, actualmente están centrando sus esfuerzos en reiniciar hasta 86 mil barriles de producción de gasolina en el Complejo de Paraguaná.

El plan con Irán y China se extiende. Después de que la refinería Cardón reanude el procesamiento del crudo, los técnicos iraníes y chinos apoyarán los esfuerzos para reiniciar Amuay y la refinería El Palito en el estado de Carabobo.

Escepticismo

El Complejo de Refinación de Paraguaná (CRP) representa el 72% de la capacidad de refinación doméstica paralizada de Pdvsa. Alguna vez se consideró una instalación de clase mundial.

El complejo tiene 42 unidades combinadas de procesamiento de crudo. Esto incluye 10 torres de destilación, nueve unidades de destilación al vacío, nueve hidrotratadores, dos crackers catalíticos fluidizados, tres unidades de conversión profunda, tres unidades de alquilación, dos unidades de isomerización, tres unidades MTBE / TAME y una nafta catalítica.

El CRP también cuenta con unidades de producción de lubricantes, asfalto y azufre, además de más de 57,3 millones de barriles de capacidad combinada de almacenamiento de crudo y productos refinados.

«Casi todas las unidades de procesamiento de crudo del CRP están actualmente cerradas. Cuentan solo con un puñado de aproximadamente 10 por ciento de su capacidad nominal», dijo un alto funcionario del sindicato petrolero en Cardon.

A pesar de las intensas operaciones de transporte aéreo, los funcionarios sindicales en el CRP siguen siendo escépticos. No creen que se puede restaurar la producción de gasolina en el corto plazo.

«El CRP está diseñado para operar como una unidad integrada. Esto significa que todas sus unidades de procesamiento deben estar operativas para garantizar la producción. Al menos una producción segura y sostenida de combustible», dijo un alto funcionario del sindicato.

Con información de ArgusMedia