<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Refinería El Palito vuelve a producir gasolina, aunque a una fracción de su capacidad

Los envíos desde Irán de combustible para Venezuela se perfilaban como una solución para la escasez de gasolina, sin embargo, la llegada de nuevos buques está en pausa ante la negativa del Gobierno de Trump de dejarlos pasar

Refinería El Palito vuelve a producir gasolina, aunque a una fracción de su capacidad

Tan solo 20.000 barriles diarios (bd) de combustible empezó a producir la refinería El Palito en Venezuela. Su capacidad instalada le permitiría producir 140.000, pero desde hace años dejó de hacerlo.

Según un reporte de la agencia Argus, fuentes internas de la refinería ubicada en Puerto Cabello confirmaron que la producción inició con los 20 mil barriles diarios, aunque esperan aumentar este número a 50 mil barriles.

La gasolina que se estaría produciendo en este momento es de 87 y 91 octanos y aún está lejos de atender la demanda nacional de combustible en el país. En medio de la crisis, algunas estimaciones señalan que esta demanda está en torno a los 110 mil barriles diarios.

Repuestos prestados

Para lograr reactivar una refinería, Pdvsa debe sacar piezas de las otras que no funcionan. En medio de la crisis, comprar nuevos repuestos no es algo que se planteen desde el gobierno de Maduro.

Los repuestos para reactivar la producción en la refinería El Palito salieron de otras refinerías también inactivas como Amuay y Puerto La Cruz. Estas dos refinerías tienen, juntas, una capacidad instalada de 825 mil barriles por día, pero dejaron de producir combustible hace algunos años.

Se reactiva una y se apaga otra

Tras el incendio en la refinería Cardón, recientemente reactivada, fuentes de Pdvsa señalaron a la agencia Argus que no han podido producir más combustible.

El problema está en que las piezas de Irán y China que se utilizaron para reactivar Cardón son incompatibles con la tecnología estadounidense que utiliza la refinería venezolana.

Adiós a la gasolina en cuarentena radical

Los envíos de combustible desde Irán se perfilaban como una solución para la escasez de gasolina, sin embargo, la llegada de nuevos buques está en pausa ante la negativa del Gobierno de Trump de dejarlos pasar.

Hace pocas semanas, una orden desde EEUU pedía decomisar la gasolina iraní que se dirigía a Venezuela. Irán señaló que esto no pasaría. Sin embargo los buques no llegan y la escasez de combustible se agudiza nuevamente en Venezuela.

En el estado fronterizo de Táchira, una resolución de la Comisión de Gasolina advirtió que no se iba a vender combustible debido a la cuarentena radical. En Nueva Esparta ocurrió lo mismo.