Zoom crea polémica al prohíbir nuevas cuentas gratuitas en China

En las últimas semanas, Zoom se ha visto envuelta en polémica tras admitir que parte de los datos de las llamadas pasaban por servidores chinos, algo que la compañía calificó de “error”

Zoom crea polémica al prohíbir nuevas cuentas gratuitas en China

La aplicación de videoconferencias estadounidense Zoom ya no permite que los usuarios individuales en China registren cuentas gratuitas por razones de “seguridad”.

Según fuentes de la compañía citadas por el rotativo de China, Global Times, desde el pasado 1 de mayo los usuarios chinos solo pueden obtener cuentas de Zoom de pago. Aunque esto lo harán solamente si aportan licencias de negocios y cuentas bancarias corporativas.

“Es por razones de seguridad y de cumplimiento (de la ley)”, indicó a ese diario una empleada de la compañía, sin dar más detalles al respecto.

Huawan, distribuidor autorizado de Zoom en China, también confirmó esta información. Sin embargo, aseguró desconocer los motivos que han empujado a la compañía, con sede en California y fundada en 2011 por el empresario de origen chino Eric Yuan, a tomar esta decisión.

«Requisitos regulatorios, la explicación de Zoom

Según el diario japonés Nikkei, las cuentas de pago existentes antes del 1 de mayo -incluidas las de usuarios individuales- pueden continuar como anfitriones en conferencias virtuales.

El rotativo cita a unas de las compañías que venden cuentas de Zoom en China, Donghan Telecom. Esta compañía afirma que las restricciones se deben a “requisitos regulatorios” en el país asiático.

En China esta aplicación es popular -y más aún en el marco de la pandemia- para clases en línea en universidades importantes como la pequinesa de Tsinghua. También cuenta con clientes con compañías destacadas como el gigante del comercio electrónico Jingdong (JD), la tecnológica Oppo o el Banco Agrícola de China.

La polémica entre Zoom y China

En las últimas semanas, Zoom se ha visto envuelta en polémica tras admitir que parte de los datos de las llamadas pasaban por servidores chinos.  Incluso, señaló que esto pasaba aún en conferencias entre usuarios no chinos, algo que la compañía calificó de “error”.

El pasado 4 de mayo, Yuan escribió una entrada en el blog oficial de la empresa en el que aseguraba que ya se había subsanado esa situación. Además, defendía que Zoom era una compañía fundada y establecida en Estados Unidos y que él era un ciudadano estadounidense desde 2007.

Sin embargo, esta no es la primera polémica de Zoom. La seguridad de la plataforma se vio en entredicho también después de que se diera el fenómeno conocido como ‘Zoombombing’, en el que usuarios podían irrumpir en conferencias a las que no habían sido invitados, por lo que la empresa decidió establecer una “sala de espera” para que el anfitrión diese paso a los participantes.

Agencia: Archivo