<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

14° Aniversario

Las lecciones no aprendidas del deslave en Caracas

Cuando el agua dejó de caer en 1999 y los estragos fueron atendidos en Caracas, se hicieron recomendaciones para mitigar riesgos futuros. Después de todo, se trata de ciclos de desastres y no de excepciones. En Vargas hubo construcciones e inversiones, en la capital sobraron las promesas. 20 años después, pocas advertencias fueron atendidas y los riesgos no han dejado de existir

Lo que el río se llevó

Petare, Guarenas, Guatire y Los Teques también fueron mencionados por la prensa de diciembre de 1999 como sectores afectados por las lluvias en el estado Miranda. Ríos desbordados, deslizamientos de tierra y carreteras obstaculizadas fueron lo más repetido, que también ocasionaron casas destruidas y vidas perdidas

Los estragos del agua en la carretera vieja Caracas-La Guaira

La antigua vía que une la capital con el litoral central no se salvó de sufrir por la fuerza del agua que bajó de El Ávila en la madrugada del 15 de diciembre de 1999. Habitantes de los sectores que conforman toda la vialidad huyeron cerro arriba de la avalancha que se les venía, que destruyó casas y acabó con cientos de vidas

La furia de El Guapo

Miranda fue uno de los estados afectados por las fuertes e incesantes lluvias de diciembre de 1999. Los ríos se desbordaron, las calles se inundaron y cientos de familias sufrieron los daños causados por el aguacero. En Barlovento la tragedia fue absoluta el 16 de diciembre cuando se fracturó la represa de El Guapo y provocó una inmensa ola que destruyó comunidades y desapareció pueblos enteros. 20 años han pasado y sus habitantes todavía recuerdan la fecha con dolor

#LaOtraTragediaDe1999 | Lo que el río se llevó

Petare, Guarenas, Guatire y Los Teques también fueron mencionados por la prensa de diciembre de 1999 como sectores afectados por las lluvias en el estado Miranda. Ríos desbordados, deslizamientos de tierra y carreteras obstaculizadas fueron lo más repetido, que también ocasionaron casas destruidas y vidas perdidas

En Caracas el agua también arrastró vidas

Las lluvias de diciembre de 1999 no solo afectaron al estado Vargas, también causaron estragos en sectores de la capital, donde el agua -al igual que en el litoral central- cobró fuerza y recuperó su cauce llevándose construcciones, personas, enseres y esperanzas a su paso