Carlos Dorado

Carlos Dorado: es peligrosa la existencia de muchas "fintech" que operan hacia Venezuela sin regulación 

En Venezuela, algunas fintech con representación en otros países, ofrecen sus servicios, pero con ciertas limitaciones. Sin embargo, en criterio del vicepresidente de Italcambio, Carlos Dorado, en una economía dolarizada "si no se reglamenta y se supervisa, se convierte en el caldo de cultivo ideal para que surjan compañías fantasmas que pueden crear importantes fraudes".

Carlos Dorado, la plata que viste

Él jura no poseer un talento excepcional. No detenta más don que el del empuje. Sí, como buen gallego que es, aprendió a trabajar sin descanso —aunque no sude la gota gorda. Ese ímpetu lo convirtió en un Midas tropical. Donde pone el ojo, pone la plata y luego los bolsillos y alforjas llenos. Bien codeado, le gusta la moda pero ni las arcas le han restado la llaneza que lo viste  La vida de Carlos Dorado dio un giro el 11 de agosto de 2014. Luego de 30 años como empresario, con un caudal de dinero furioso —que él dirá es menor al que la gente cree que tiene— y varias empresas exitosas en su portafolio, niega que haya un antes y un después; un evento que haya modificado su destino. Se equivoca. Su historia está llena de ellos, los identifique o no. Ese día, el golpe nada aludía a finanzas o inversiones. No. El impacto vino con la muerte de Robin Williams. El comediante se suicidió y, automáticamente, Carlos Dorado dejó de ser su involuntario doble.

Carlos Dorado, del capitalismo salvaje al gabinete económico del socialismo del XXI

Un hombre surgido “de abajo” que aprendió a trabajar el dinero para cumplir su sueño de ser millonario ahora forma parte del equipo económico de emergencia de Nicolás Maduro. Luego de escalar hasta convertirse en referencia de los negocios internacionales, ahora Carlos Dorado deberá entenderse con el ministro Luis Salas, el dogmático convencido de la “guerra económica”La vida de Carlos Dorado dio un giro el 11 de agosto de 2014. Luego de 30 años como empresario, con un caudal de dinero furioso —que él dirá es menor al que la gente cree que tiene— y varias empresas exitosas en su portafolio, niega que haya un antes y un después; un evento que haya modificado su destino. Se equivoca. Su historia está llena de ellos, los identifique o no. Ese día, el golpe nada aludía a finanzas o inversiones. No. El impacto vino con la muerte de Robin Williams. El comediante se suicidió y, automáticamente, Carlos Dorado dejó de ser su involuntario doble.