<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caso Odebrecht

La Dolorita: el metrocable que no llegó

El fallecido presidente Hugo Chávez prometió en 2012 un servicio de metrocable a los habitantes de Guaicoco y La Dolorita, en Petare. Seis años más tarde las obras lucen paralizadas a manera de gran monumento a la corrupción y la desidia.

¿Quién dijo miedo?

La sentencia del Tribunal Supremo Legítimo, pero en el exilio, es clara: “Se condena a Nicolás Maduro a 18 años y tres meses de prisión por corrupción en el caso Odebrecht. Debe pagar multa de $25 millones por corrupción propia y reintegrar al Estado venezolano $35 mil millones por legitimación de capitales”. En otras palabras, los magistrados del TSJ hicieron su trabajo, el trabajo que les corresponde y, desde Colombia, declararon a Nicolás culpable de los delitos por los cuales estaba siendo juzgado.

Expresidente de Odebrecht pagó 4 millones de dólares a Lula

La constructora brasileña, investigada por casos de corrupción desde hace tres años, también habría dado 16 millones de dólares para la campaña electoral de la expresidente Dilma Rousseff, se conoció a través de declaraciones filtradas del expresidente de la compañía. El Instituto Lula rechazó las acusaciones y dijo que el exmandatario no emitiría ningún comentario.

El comandante Maduro se pone al frente de la revolución odebrechtiana

El combate a la corrupción demuestra que existe una gran diferencia entre las repúblicas latinoamericanas y el reino bolivariano. Se llama democracia. En Brasil, cayó el Gobierno. En Perú, solicitan la extradición de un expresidente. En Colombia, están detenidos un antiguo viceministro y un viejo senador. Y en Venezuela, tiembla el bedel de Odebrecht.