Publicidad

#Dior

Titina Dior portada

Art à porter de Kim Jones para Dior

Kim Jones, el genial y revolucionario director artístico de Maison Dior, presentó una colección primavera verano 2021 que son auténticas obras de arte plasmadas en las piezas. Además muestra un cambio radical en las siluetas que propone para los hombres

La moda no escapa al debate de lo "políticamente correcto"

Lo que "debe" ser o no: también pasa en el mundo de la moda. Y hay un tipo de censura y también un empeño por ajustarse a las formas de los debates globales. Y algunos pocos que se atreven a romper con todo

Evita Perón, cien años de la dama del pueblo que deslumbró con trajes de Dior

Si un cáncer no le hubiera ganado la batalla con solo 33 años, Eva Perón, eterna primera dama argentina y por siempre conocida como Evita, cumpliría el martes un siglo de vida. Pero su ausencia física, lejos de llevarla al olvido, no ha hecho sino blindarla como mito político y social en el mundo entero.

La antropología de Dior, colección Cruise 2018

Con un front row lleno de celebridades, Rihanna, Charlize Theron, Solange Knowles y Miranda Kerr, entre otras famosas, se llevó a cabo en California el esperado desfile de la casa Dior. 800 invitados de lujo se embelesaron con los géneros de esta casa que revisita la prehistoria

Dilo con la ropa

Franelas, carteras, vestidos y chaquetas con mensajes estampados invaden vitrinas de todo tipo. Aunque no es una tendencia nueva, el mensaje en la indumentaria sigue siendo una forma directa y efectiva de decir ciertas cosas.

Las disciplinas de la Haute Couture

Una de las exhibiciones más completas en el mundo de la Alta Costura se esconde en los espacios del Metropollitan Costume Institute de la Gran Manzana. El espacio neoyorquino alberga desde los majestuosos vestidos de novia de Chanel hasta los emblemáticos vestidos de plumas de Ives Saint Laurent. Con ojo crítico, Titina Penzini estudia y exalta las más grandes creaciones de la moda 

Haute couture Chanel y Dior: de lo ecológico al colectivo

Aquí la primera entrega de Titina Penzini como editora de moda de revista Clímax. Como el lujo, el buen gusto y el refinamiento tienen espacio en estas páginas, Chanel y Dior inician la temporada con sus respectivas creaciones para Primavera Verano 2016 No es un secreto para nadie que las grandes ideas del fabuloso mundo de la moda se gestan en los Ateliers Haute Couture en París. Para Chanel Primavera Verano 2016, Karl Lagerfeld diseñó una colección " eco-chic". Se inspiró en la cumbre mundial del Ambiente que tuvo lugar en París en 2015. Con ella manda un claro mensaje: la moda forma parte de los eventos que definen nuestra época. En esta colección, las siluetas se alargan y dan paso a una mujer lánguida y definitivamente romántica y pacífica con actitud Zen —una reacción a los tiempos convulsionados que vive el mundo. Para el desfile, un monumental jardín de inspiración japonesa fue recreado dentro del Grand Palais. Al centro una impresionante estructura construida en madera fue el punto focal del escenario desde donde ingresaron las modelos por la parte posterior para aparecer como si se tratase de una jaula al final del show.

Con Jennifer Lawrence el photoshop no sirve

De escándalo. Jennifer Lawrence, la despampanante consentida de Dior, desata furor como modelo de la campaña primavera 2015 de la afamada casa de moda. La belleza natural de la actriz fue publicada hace unos días, causando aún más revuelo entre su fanaticada que espera con ansias el estreno de su más reciente película: The Hunger Games: Sinsajo Part 1

La muerte le sienta bien

Entre el hecho de que el Metropolitan Museum dedicó una exposición a los vestidos para el duelo y la desaparición física del diseñador Oscar de la Renta del mundo de pasarelas, parece que las Parcas rondan como zamuros a la industria de la moda La moda estadounidense perdió a uno de sus máximos representantes con el fallecimiento del couturier dominicano, y rellenar los zapatos de un diseñador de renombre, es una tarea escalofriante. Peter Copping, nombrado director creativo apenas una semana antes de la desaparición, es el responsable de tomar las riendas de la icónica casa de matronas de Park Avenue y llevarla hacia el futuro. Con la reputación que le precede se la augura un buen trabajo. Son pocas las ocasiones en las que, sustituir a un diseñador con una marca homónima, termina en triunfo. Las historias de fracaso son innumerables, siendo Halston el mejor ejemplo. Después de la muerte del diseñador del mundillo de Studio 54, la casa no ha podido resucitar el éxito del ultrasuede que tuvo otrora, bajo la tutela de su creador. Ejemplos más recientes cuentan la historia de Helmut Lang, la venerada casa de moda “noventosa,” que después del auto exilio de su creador a las artes plásticas, dejó la vanguardia para convertirse en una fantasmagórica fábrica de bluyines sin alma. También está el caso John Galliano, quien a pesar de renacer como el fénix al liderar la Maison Martin Margiela, tiene una marca bautizada con su nombre que se entierra, cada día más, en el sepulcro de las casas de moda sin futuro. Aunque muchas marcas sucumben ante el intento de resucitar un nombre, otros simplemente han tenido una transición amena de diseñador a diseñador, muestra de ello es la considerada como la Santísima Trinidad de la moda. Tras la muerte de la inigualable Coco Chanel en 1971, la casa que ella fundó acostándose con los hombres correctos, y uno que otro nazi, pasó a las manos que trabajaron por años tras bastidores en el atelier. En 1983, Karl Lagerfeld rompe todas las reglas impuestas por la anciana a su llegada. Sin embargo, mantuvo los códigos de la marca. Chanel sigue siendo relevante, excitante y aun tan icónica como Coco la dejó. La muerte de Christian Dior está envuelta en misterio. ¿De verdad se ahogó con un hueso de pollo? ¿Fueron las intensas actividades de cama con un jovencísimo amante, lo que lo llevó a la tumba? Lo que no es secreto para nadie, es el éxito que se mantuvo en la casa de Avenue Montaigne post mortem. Desde las siluetas experimentales de Yves Saint Laurent, quien en su momento sería nombrado el salvador de la alta costura, hasta la simplicidad de los diseños de Marc Bohan, quien encabezó la marca por 20 años. Luego llegaron las líneas arquitectónicas de Gianfranco Ferré y, por supuesto, la locura y extravagancia que por 15 años Galliano aportó, hasta el momento de su terrible expulsión. Por los dos últimos años es Raf Simons, el máximo futurista, quien ha tratado la venerada maison, con el mayor de los respetos y con el visto bueno de la crítica especializada. Yves Saint Laurent sería el hombre que elevaría la alta costura a la estratósfera y crearía el fenómeno del prêt-a-porter. A siete años de su muerte, su influencia aún se siente. A pesar de que el cambio de mando de la casa se hizo en vida, la historia siempre ha sido exitosa: un brevísimo pero encantador momento con Alber Elbaz, o el giro súper sexualizado y casi vulgar de Tom Ford, hasta la llegada de Hedi Slimane quien cambió la imagen a una completamente a su semejanza: rock & roll y libertinaje con dejos vintage. Una marca para niños súper ricos que van engalanados con ropa de diseñador a los festivales de moda.

Publicidad