El chiripero

Rafael Caldera, de ilustrísimo a chiripa

Rafael Caldera fue un político exitoso y de eso pocos dudan. Se supo reeditar a los 78 años para conquistar, chiripero mediante, un país que ya despreciaba el modelo político de entonces —bipartidismo incluido. Amado por su intelecto, respetado por su amplia obra escrita, criticado por sus decisiones económicas y odiado por el indulto a Hugo Chávez, pasó a la historia como un demócrata el 24 de diciembre hace siete años