Elisa Vegas

Elisa Vegas, la batuta que moderniza una orquesta

La Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho cumple 30 años. Desde 2017, la dirección artística está a cargo de una joven que busca ampliar los espacios de acción de la institución, a pesar de los cuestionamientos de los más ortodoxos. Se propone una programación exigente para este año y devela los retos de asumir funciones gerenciales donde las partituras no están escritas

La única batuta femenina: Elisa Vegas

 Como pasa en casi todos los casos de virtuosismo, Elisa comenzó leyendo partituras a muy temprana edad. Así se acercaría a Debussy, Mahler y Ravel, entre otros, con los que haría migas. Predestinada o no, porfiada, característica de su personalidad, entona un Allegro ma non troppo en la sonata de su vida. El fin: encumbrarse como la batuta femenina más importante del país