<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FARC

Asesinan a otro exguerrillero de las FARC cerca de la frontera con Venezuela

Desconocidos asesinaron a un exguerrillero de la FARC en una zona rural del municipio colombiano de Tibú, en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, denunció el partido político surgido de la desmovilización de la antigua guerrilla.

"Siguen asesinando firmantes de la paz en diferentes partes del país", señaló en Twitter el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), donde detalló que la víctima fue identificada como Fernando Antonio Castro.

El crimen ocurrió en el corregimiento (pueblo) de La Gabarra, en Tibú, que hace parte del departamento de Norte de Santander.

El comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, señaló que este homicidio es un hecho aislado, pues afirmó que las tropas protegen los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), donde exguerrilleros completan su reinserción a la vida en sociedad.

El pasado 6 de septiembre, desconocidos asesinaron a dos excombatientes cuando desayunaban en el restaurante de un hotel de Cúcuta, capital de Norte de Santander, mientras que otro exguerrillero resultó herido.

Los tres estaban registrados como desmovilizados de la guerrilla y hacían su tránsito a la vida en sociedad en el ETCR de Caño Indio, en Tibú.

El jueves pasado, el senador Julián Gallo, uno de los líderes del partido FARC, denunció el asesinato de Carlos Célimo Iter Conde, "otro exguerrillero que se había comprometido decididamente y que realizaba su reincorporación" en un cooperativa del municipio de Caloto, en el convulso departamento de Cauca (suroeste).

"Lo que viene sucediendo es una verdadera violación e incumplimiento de los compromisos pactados con el Gobierno en materia de seguridad", añadió el congresista, quien detalló que Iter fue asesinado cuando esperaba "las decisiones de la Unidad Nacional de Protección (UNP) en torno al esquema colectivo que se había solicitado para los dirigentes de esta cooperativa".

El pasado 22 de junio el partido político FARC denunció que el asesinato de más de un centenar de miembros de la antigua guerrilla constituye "una clara violación" del acuerdo de paz y pidió ayuda internacional para poder participar con garantías en las elecciones municipales y regionales de octubre próximo.

Los líderes de la FARC aseguraron que hasta ese momento habían sido asesinados 133 exguerrilleros, así como de 34 de sus familiares.

Al respecto, la Fiscalía afirmó que ha esclarecido 87 de los crímenes cometidos contra los excombatientes de las FARC desde que se firmó la paz en noviembre de 201

La paz de Colombia se tambalea desde sus entrañas

El regreso a las armas de un grupo de disidentes de las FARC pone de relieve una realidad: el acuerdo de paz firmado en Cartagena en 2016 no tuvo reflejo en las zonas más rurales, donde las balas siguieron volando matando a 462 líderes sociales. Ahora el temor a la violencia se recrudece con la posible reunión de grupos criminales 

FOTOS | Las malas juntas del chavismo

Durante las dos décadas que lleva en el poder, el régimen chavista no ha parado de codearse con gobiernos y agrupaciones de dudoso historial en materia de democracia y respeto a la libertad de expresión y a los derechos humanos.

Maduro se queda con los tanques varados  

De producirse un conflicto armado en la frontera de Colombia y Venezuela, no sería una confrontación de ejércitos, sino un ataque “quirúrgico” directo a campamentos armados irregulares presuntamente establecidos en territorio venezolano; en un hiperespacio en donde el crimen organizado y el terrorismo no conocen fronteras.

Jorge Rodríguez rechazó los nexos de Maduro con guerrilla

El Gobierno de Nicolás Maduro tildó de "fantasías con visos tenebrosos" la investigación de la revista colombiana Semana que denuncia presuntos nexos entre el mandatario y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como las disidencias de las FARC para desestabilizar Colombia.