<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Froilán Barrios

AUDIO | Froilán Barrios: “Estamos en el inframundo de la pobreza”

Froilán Barrios, Secretario General del Movimiento Laborista aseguró que lo grave en la crisis actual es la tragedia que viven  trabajadores venezolanos en el sector público o privado, debido a la diferencia entre el poder adquisitivo y lo que se percibe nominalmente. Aseguró que en Venezuela estamos en el inframundo de la pobreza y Nicolás Maduro no hace nada para cambiarlo.

Los rostros macabros de la dictadura

Es inevitable hacer comparaciones cuando de tiranías se trata. Al momento de conocer las atrocidades que a diario se cometen en nuestro país, ante el estupor de gobiernos e instituciones internacionales, quienes a pesar de afrontar realidades extremas en el terreno de la diplomacia, no dudan en calificar de barbarie al asesinato reciente del Capitán de corbeta Rafael Acosta o la agresión contra el joven Rufo Chacón a quien le destruyeron sus ojos a punta de perdigonazos por participar en una protesta en Táriba por bombonas de gas para el consumo domestico.

Guerra de trincheras

La transición ya comenzó y parece ser que nadie se ha dado cuenta. No quieren aceptarla, aferrados a las formalidades, y malinterpretan el mantra anunciado por Guaidó desde enero pasado, ignorando que es una guía y no un dogma o receta, por lo que los invocados tres pasos en su dimensión deben orientar las iniciativas de los sectores políticos, sociales y económicos, que empujen el barco opositor y ciudadano hacia el derrumbe de la dictadura. Ello no implica esconder las divergencias y las dudas en un contexto difícil, donde las acusaciones, la desconfianza, el brollo y las descalificaciones son lamentablemente el escenario protagónico y privilegiado de nuestras tradiciones políticas, acentuadas hoy por el prolongado desenlace y desconcierto.

A un año de la estafa del 20 de mayo

El tirano creyó en 2018 tener todo atado y bien atado asumiendo su aventura de adelantar las elecciones presidenciales. A partir de la autorización de la fraudulenta ANC y del ilegal TSJ, violentó una vez mas la Carta Magna y sobre todo subestimó la opinión mayoritaria de la población que desde 2014 clama, sea por su renuncia, la revocatoria del cargo o por la inmediata partida, pues bien el tiro como a Chacumbele le salió por la culata, ya que aspirando a un inconstitucional nuevo mandato hasta 2025 ha tejido su propia trampa y el desenlace, que plantea su salida inminente en cualquier lance en 2019.

Será útil

Como los villanos de ciudad gótica los maestros de la maldad siempre están al acecho, no descansan para fraguar letales torturas que quebranten la decisión de un pueblo que decidió su camino definitivo a la libertad.

Guaidó, guapo y apoyado

Como dice el viejo refrán “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, de allí que los tinteros periodísticos y los impacientes agitadores del teclado deben coger pausa, para dejar rodar los acontecimientos que ya conmueven hasta la última fibra de los venezolanos, y de todo ser humano que allende mares y fronteras comparte con nosotros la peor tragedia de nuestra historia.

Cuba, hands off Venezuela

El cortoplacismo forma parte de nuestras tradiciones políticas al momento de exigir desenlaces épicos, sin contemplar que hasta el 10 de enero el régimen creía tener todo asegurado hasta 2025. Incluso, disfrutando de un momento superior a la precariedad de 2013 cuando el tongoneo paquidérmico de la presidenta del CNE le adjudicó el triunfo, a una gestión presidencial posteriormente cuestionada por las rebeliones populares de 2014 y 2017 y por el referéndum ciudadano de julio 2017, que exigía un gobierno de transición y la restitución del orden constitucional.

Pote de humo, aumento salarial y pobreza extrema

Las memorias de la decadencia presentadas por Nicolás Maduro el lunes 14/01 pasado ante el lumpen proletariado de la fraudulenta ANC, reafirman su profundo desprecio a las tribulaciones diarias de la población, es simplemente una oda a la subestimación de la conciencia ciudadana, que transcurre su cotidianidad entre el resentimiento y la impotencia frente al malvado gobernante.

Ni crean riqueza, ni construyen sociedad

El reciente mensaje navideño del mandatario nacional Nicolás Maduro invoca la llegada del Niño Dios, expresando “sus sinceros deseos para que, en cada hombre y mujer de la Patria, renazca la esperanza de un futuro de paz y prosperidad para toda la familia. ¡Feliz Navidad”. Así también acompaña sus intenciones con el anuncio que el próximo 2019 será el año de la recuperación total.

Cuando en un país se pierde la cultura del trabajo

La metáfora más próxima a la nobleza y al heroísmo que haya dado el ser humano con su profesión, la demostró la banda de músicos del trasatlántico Titanic, quienes siguieron tocando hasta que las aguas se tragaron el barco, inspirados en un acto de valentía en medio del horror y el caos que debió reinar en cubierta, prefiriendo seguir la actuación con una selección de la música popular de la época, entre valses y marchas, que salvar el pellejo.

Un siglo de luchas laborales

La prehistoria del trabajo en Venezuela luego del largo periodo colonial de tres centurias, derivó en nuestra etapa republicana en una mixtura de sistemas de trabajo: el esclavismo, el trabajo artesano, el trabajo agrícola y el surgimiento de organizaciones incipientes como las cofradías, sociedades de mutuo socorro, en un contexto donde la economía era rural y agrícola, en medio de las guerras políticas intestinas y caudillistas, características de nuestro siglo XIX

Maduro, con el salario has topado

¿Qué le pasa al gobierno del presidente obrero cuya conducta es irritable y déspota cuando sus trabajadores protestan por tablas salariales y contratos colectivos dignos? A troche y moche sin miramiento alguno, despide a discapacitados, a madres de familia, simplemente porque denuncian su labor en ambientes de trabajo sin ventilación, o que sólo exigen agua potable, además de protestar por los miserables salarios.

Las tablas del hambre

La reciente iniciativa de un numeroso grupo de federaciones, sindicatos y gremios de defender el salario y la contratación colectiva, reunidos en torno a la conformación de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela para el 7 y el 8 de noviembre en Caracas, debe tener como respuesta la participación y el apoyo de todo el sindicalismo libre y democrático en nuestro país, ante la decidida posición del mundo del trabajo de rechazar el salvaje paquete económico antilaboral del gobierno de Nicolás Maduro.

La mitología obrera de Nicolás

A propósito de la clausura del Congreso Constituyente de la Clase Obrera el pasado 11 de octubre 2018, propuesto por el Presidente Nicolás Maduro, y desarrollado desde el 31 de agosto a nivel nacional, es oportuna la ocasión para verificar la existencia de un empoderamiento de los trabajadores venezolanos, ya que en el discurso oficial se manipula, gracias a una inmensa maquinaria mediática a nivel nacional e internacional del Foro de Sao Paulo y las viudas del estalinismo, sobre un supuesto estadio de felicidad de “la clase obrera”, producto del Socialismo del siglo XXI.

Todos contra el tabulador tirano

El régimen madurista subestimó al pueblo trabajador con el salario mínimo de Bs 1800 soberanos, y luego pretendió consumar la estafa con un tabulador que desconoció las conquistas laborales labradas por décadas, donde el salario es solo una parte, ya que el complemento traducido en primas supera ampliamente la remuneración básica.

Un barbarazo antiobrero

Hay un movimiento sísmico en todos los sectores laborales del país, motivado al rechazo contundente al salario igualitario impuesto por Nicolás, se acabó la farsa del salario mínimo que se había mantenido durante 5 años de gestión con 23 aumentos, para subir el telón y demostrar sus verdaderas intenciones de imponer una escala salarial plana que desprecia el mérito del trabajador.