<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Madurismo

¿Aprenderemos algún día?

Que el régimen haya tenido que negociar con Guaidó la entrada de la ayuda humanitaria, luego de que el año pasado hizo todo para que no entrara, es una muestra de debilidad de ellos, no nuestra

Suiza ratifica sanciones contra el círculo más cercano de Maduro

El gobierno federal de Suiza ratificó este miércoles una batería de sanciones individuales contra las figuras militares y civiles chavistas más cercanas al gobernante Nicolás Maduro. "Las sanciones contra Venezuela se impusieron debido a las violaciones de los derechos humanos y al debilitamiento del estado de derecho y de las instituciones democráticas", señala un comunicado del ministerio de Economía (secretaría de Estado para la Economía) de la Confederación Helvética.

ENTREVISTA &#124; Juan Barreto y su &quot;chavismo originario&quot;

Juan Barreto se unió con Indira Urbaneja y Wilmar Nolasco para construir un movimiento que adversa tanto a oposición como a Maduro: Alternativa Bolivariana o "chavismo originario". Llamaron a un diálogo nacional con nuevos actores e incluso se dirigieron al Secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Ellos abogan por una reconciliación nacional en medio de un país polarizado y con una crisis humanitaria que el gobierno no reconoce

Irse al foso de la Historia

¿Cuándo, cómo y por qué alguien decide irse al foso de la Historia? Esa pregunta me la he hecho muchas veces pensando en el chavismo-madurismo. Porque hay que ser muy imbécil, muy soberbio o muy malo para decidir desbarrancarse por los siglos de los siglos. No existe tal cosa como un tirano bueno. Una tiranía siempre es mala. Pero hay tiranos que son recordados por algunas obras que de una manera u otra maquillan su comportamiento autocrático, despótico, inhumano. Incluso, hay personas que los defienden.

Con la soga al cuello pero votando por Maduro

A sus 63 años y luego de casi dos décadas de gobierno chavista-madurista, Roberto Carpio sigue creyendo en el proceso revolucionario. Es militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV). "El del gallo rojo" dice acomodando su gorra.

Las horas cruciales

Venezuela vive lo que sin duda son horas cruciales, en estos días finales del mes de julio. La votación para una constituyente Prêt-à-porter para Nicolás Maduro, fijada para el 30 de julio, es una fecha como pocas -en las ya agitadas últimas dos décadas- un punto de inflexión para la vida nacional y su menguante expresión democrática.

Que hablen los chavistas

Todo el que esté en contra de pulverizar la Constitución de 1999 y darle carta blanca a Maduro, debe expresarlo ahora, porque después no vale Santa Lucia. Me dirijo en particular a ese sector político que alguna vez apoyó al presidente Chávez y que aún se identifica con la revolución.

Constituyente sin referendo consultivo nos llevaría a la guerra civil

Un 20 de abril de 2013, es decir, una semana después de los comicios en que Maduro fue electo presidente de la República, dijimos que éste debía convocar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para superar la grave crisis política, económica y social que vendría sobre el país. A partir de allí, mis llamados fueron sucesivos sobre esa salida política, sin que fuesen escuchados por sectores del gobierno y menos de la oposición.Cuatro años después, ahora que Maduro tiene el agua al cuello, no sólo por la pérdida absoluta de apoyo popular, sino también por el rechazo que tiene en todos los espacios de la sociedad venezolana, recurre a convocar a una “constituyente” a su medida, o mejor dicho, a una pseudo constituyente con el sólo propósito de anular los procesos electorales de gobernaciones (vencidas) y de alcaldías (por vencerse), sin obviar que allí también están los “eventuales” comicios presidenciales (entre 2018 o 2019). Situación que también expliqué con detalle político.

El madurismo: la metamorfosis del chavismo

Con Maduro se ha consolidado el ocaso del chavismo. Su erosión y enanización como movimiento de masas. La pérdida de los encantos del movimiento. Sin Chávez, el chavismo se ha perdido muchísima eficacia en lo cualitativo. La obra de gobierno, que antes al menos tenía algunos hitos, se vino abajo. Se ha evaporado su carácter consultivo, su tendencia flexible, su alineamiento con el instinto popular.

Venezuela y el Comando antigolpe: preludio de una dictadura militar

"La constitución del “Comando Nacional Antigolpe” y el nombramiento de Tareck El Aissami como su coordinador y nuevo Vicepresidente ejecutivo, colocan a Venezuela en la antesala de la dictadura militar abierta", afirma en un reciente artículo el intelectual de izquierdas y ex asesor del fallecido Hugo Chávez, Heinz Dieterich, creador del concepto "Socialismo del Siglo XXI".Este es el análisis completo:

La isla del madurismo

El presidente Maduro, para el chavismo, es un sector de entorno del poder que cada día demuestra ir en contra vía de lo mejor del presidente Hugo Chávez, profundizando sus errores y desvirtudes.

Dos paradojas del chavismo

Una es que entre más grande se ha hecho la presencia del estado venezolano, con las Fuerzas Armadas incluidas, en la gestión, la comercialización, la producción y la administración del país, menos se siente la presencia reguladora del Estado y el peso de su autoridad.