running

Carnaval Run abrirá el calendario running 2016 de Caracas

La capital caraqueña protagonizará la primera edición de Carnaval Run Venezuela, un evento deportivo internacional que en sus dos formatos, carrera 7k y caminata familiar 5k, promete romper el sedentarismo y ser la gran diversión citadina de este domingo 14 de febrero. Habrá una actividad a beneficio de la Fundación Queremos Jugar.

La carrera del paveo

El pasado domingo "corrí", por primera y última vez, la Carrera Color. No puedo negar que la pasé bien, pero las fallas de la organización sobrepasaron cualquier beneficio. No es un carrera, es una colección de lo mejor y lo peor de la fauna urbana caraqueña reunida en cinco kilómetros de no-sudor, colores echados desde un pote para echar salsa de tomate y una "explosión final" que es sublime. Cinco mil personas se levantaron para ir al Parque Cristal. Muchos no estaban ataviados con la franela oficial de la carrera (como en mi caso), porque a las 2 de la tarde del sábado se acabaron las camisas de tallas "M" y "L" de caballero. Pero no quedaban XL (la opción lógica), sin "S" (imposible de ponerse). Al micrófono, la "animadora" de la entrega nos decía que correr es "hacer país", mientras un señor se coleaba olímpicamente para buscar su número. Mensaje y hechos, divorciados. 1 A las 7:15 y, sin ninguna música para animar a los corredores, no había señales de que la carrera iba a comenzar. Lo que si se asomaba eran las tendencias que iban a dominar los 5K: Drones, GoPro, selfies y tutús. 3 De los primeros, vi cuatro. Nunca había visto tantos en un espacio más pequeño. La gente los veía y saludaba casi que por acto reflejo. Lo de las GoPro (con sus respectivos "palitos" -nombre científico monopod)  fue el furor: En mi "grupo" -que sería una muestra de, quizás, el 20% de los corredores, conté 24 (se lee Veinticuatro, como la serie de Jack Bauer). Si extrapolamos serían un centenar de esas cámaras, la mayoría utilizadas no para registrar video (intención original), sino para tomarse selfies. Ejemplos sobran en Instagram.