Maduro exige que diálogo con la oposición sea público y enumera un rosario de condiciones

De acuerdo con el líder del chavismo, este diálogo sería frente a la comisión noruega que ya se encuentra en Venezuela. También indicó que para que se dé, deben devolverse las cuentas bancarias en Estados Unidos y Europa, y otros activos como las estatales Citgo y Monómeros

Maduro exige que diálogo con la oposición sea público y enumera un rosario de condiciones

El líder del chavismo, Nicolás Maduro, informó la noche de este martes 1 de junio que convocó a todos los sectores de oposición para dialogar en un acto público con la mediación de Noruega.

“Si vamos a reunir la mesa, tiene que ser un acto público, con cámaras y periodistas, con comunicados, fotografías, imágenes y transparencia, cero secretismo, como debe de ser (…) las reuniones deben ser públicas y el país debe conocer los detalles”, dijo el mandatario chavista durante un acto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Queremos ir con buena fe al diálogo, por fin lo logramos. Hemos logrado convocar y vamos a lograr sentar en la mesa de diálogo a toda la oposición venezolana”, expresó Maduro en la televisión nacional.

Las exigencias de Nicolás

De acuerdo con Maduro, este diálogo sería frente a la comisión noruega que ya se encuentra en Venezuela. Sin embargo, no detalló por cuántos miembros está conformada ni la fecha en la que llegó a Venezuela.

También puso varias condiciones para que se dé este encuentro:

  1. Levantamientos de sanciones y bloqueos en Venezuela.
  2. Reconocimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y de los 5 poderes.
  3. Devolución de cuentas bancarias en Estados Unidos y Europa, y otros activos como las estatales Citgo y Monómeros, ubicas en EE.UU y Colombia respectivamente.
  4. Diálogo deberá ser un acto público, es decir, frente a la prensa y sin secretos.

Explicó también que ayer, el presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez, se reunió con los noruegos para adelantarles las condiciones marcadas y para poner “los puntos sobre la mesa”.

Lea también: EEUU extiende licencias para operar en Venezuela a Chevron y otras firmas

De momento, tal y como manifestó Maduro, no hay fecha ni lugar para comenzar las negociaciones, para las que las hojas de ruta de Gobierno y oposición son, a priori, incompatibles.

“Por fin logramos que se sentaran todos, yo quiero diálogo, en bases a una agenda nacional de beneficio del país”, reiteró el mandatario, al recordar que el chavismo invitó a la oposición y a otros sectores del país a sentarse a negociar en repetidas ocasiones.

Maduro advirtió que “ese diálogo no es un diálogo de bobos, es un diálogo para plantear la cruda realidad de Venezuela (…) con una agenda realista”.

Con información de EFE