<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La estudiante de psicología Mariangel Villasmil, nueva Miss Venezuela

La rubia de 24 años que representó al estado de Zulia estudia el cuarto semestre de Psicología, tiene su propia pastelería y se define como una chica "súper emprendedora"

La estudiante de psicología Mariangel Villasmil, nueva Miss Venezuela

La estudiante de psicología Mariangel Villasmil ganó este jueves el certamen de belleza Miss Venezuela, en una edición que fue previamente grabada y cuyos resultados se mantuvieron en secreto desde el viernes pasado.

La rubia de 24 años que representó al estado de Zulia estudia el cuarto semestre de Psicología, tiene su propia pastelería y se define como una chica «súper emprendedora».

La nueva Miss Venezuela protagonizó el momento más controversial de la entrevista con el jurado, realizada el pasado viernes, cuando una juez le pidió explicar cómo hablaba de la importancia del amor propio siendo ella una chica que se ha practicado cirugías plásticas.

«Yo tengo operaciones y eso no quiere decir que tenga más amor propio que las demás personas, siento que es una decisión muy personal. Respeto a las personas que no les gusta y respeto a las que las tenemos, pero pienso que eso no define qué tan bella te veas (…) ni tampoco define qué tanto amor propio tienes», respondió Villasmil.

La joven defendió que estar siempre arreglada no anula el amor propio que, a su juicio, está más definido por «cómo te sientes». «Si no te amas y no te respetas eso es lo que vas a reflejar», agregó.

El certamen incluyó otras dos ganadoras: Alejandra Conde, representante de Aragua (norte), quien representará al país en el certamen de Miss Mundo, e Isbel Parra, la candidata que portó la banda de «Región Guayana» y ahora será Venezuela en el Miss Internacional.

El concurso, del que ha salido el mayor número de ganadoras de competencias internacionales de belleza femenina, incluyó una breve tertulia con las candidatas en la que se hablaron de temas como la migración, la pobreza, el embarazo adolescente, la violencia de género y la pandemia por la COVID-19.

Precisamente por la presencia del coronavirus, el certamen fue completamente grabado, para lo que se requirió que cada una de las 22 «misses» hiciera sus desfiles y bailes por separado, para cumplir con el distanciamiento obligatorio.

Aunque las aspirantes a la corona nunca modelaron con mascarillas, sí aparecieron portándolas en los ensayos y en los mensajes que enviaron para instar a los venezolanos a cumplir con las medidas de seguridad en medio de esta pandemia que ha dejado poco más de 70.000 contagios y 581 muertes en el país caribeño.

Por primera vez en 67 años de concurso, la ganadora no fue coronada sino solo proclamada, pues la coronación será grabada el viernes en la mañana y transmitida esa noche en otro programa de una hora de duración.

Pese a que la organización asegura haber cumplido todos los requisitos exigidos para evitar contagios, es llamativo que, mientras los tres concursos de belleza más importantes (Miss Universo, Miss Mundo y Miss Internacional) anunciaron que no celebrarán sus ediciones este año debido al coronavirus, Venezuela, país con escasos recursos para atender emergencias, siguió adelante.