<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

TSJ cambia la directiva de Primero Justicia para concretar el plan de elecciones del chavismo

El objetivo del gobierno de Maduro es lograr que, al menos en el papel, las organizaciones políticas se inscriban para participar este año en unas elecciones parlamentarias sobre las cuales ningún partido de oposición ha expresado su voluntad de concurrir

TSJ cambia la directiva de Primero Justicia para concretar el plan de elecciones del chavismo

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), alineado con el Gobierno de Nicolás Maduro, continúa con su estrategia de desarticulación de los principales partidos de oposición. A tan solo un día de haber eliminado la junta directiva de Acción Democrática, hizo lo mismo con la del partido Primero Justicia.

Un nuevo fallo judicial suspendió a la actual directiva de PJ y designó como coordinador nacional de este partido al diputado José Brito, quien junto con Conrado Pérez interpuso la demanda ante el TSJ para eliminar a la directiva de uno de los más importantes partidos de la oposición.

José Brito y Conrado Pérez, miembros de la nueva directiva, fueron expulsados por Primero Justicia a finales de 2019, tras descubrirse su participación en actos de corrupción que incluían sobornos a empresarios, entre ellos Álex Saab, para favorecerlos ante la justicia colombiana.

Además de esto, estuvieron involucrados en la Operación Alacrán, en la que el Gobierno de Maduro presuntamente sobornó a los parlamentarios opositores para que votarán en contra de Juan Guaidó en la designación del presidente del parlamento. Por esta acción se juramentó el diputado Luis Parra como presidente de la AN.

Al igual que con lo que pasó con Acción Democrática, el TSJ chavista autorizó a la nueva junta directiva de Primero Justicia para que use la «tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la organización».

La finalidad del Gobierno de Maduro es lograr que, al menos en el papel, los partidos políticos se inscriban para participar en las elecciones parlamentarias, a las cuales ningún partido de oposición ha expresado su voluntar de asistir.

Repudio ante la decisión

La reacción de los integrantes de Primero Justicia no se hizo esperar. A través de la cuenta oficial del partido se expresó el repudio ante la decisión, mostrando cómo la directiva se reúne a través de una videoconferencia.

El ex candidato presidencial por Primero Justicia, Henrique Capriles Radonski, también dio su visión sobre el tema y catalogó de «basura» la decisión del TSJ.

Una estrategia recurrente del chavismo

En el pasado, el TSJ actuó de la misma manera con el partido Copei.

En 2015, por órdenes de la máxima instancia de justicia, manejada por Maduro, Copei fue intervenido en razón de conflictos internos, a solicitud de Roberto Enríquez, antiguo presidente de esa organización política. Desde esa fecha, el partido ha perdido militancia.

Ese mismo año, para las elecciones parlamentarias, Copei fue expulsado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), totalmente opositora al régimen de Maduro, debido a conflictos con la junta ad hoc impuesta por el TSJ

Luego, en 2019, según la sentencia N° 0323-2019, la mesa directiva de la Dirección Nacional de Copei quedó integrada por la presidenta, Mercedes Malavé; el primer vicepresidente, Antonio Calviño; el segundo vicepresidente, Rafael Hernández; el secretario general, Juan Carlos Alvarado, y el secretario adjunto, Iber Ascensión.