Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Falta de bolsas en mercados obliga a cargar las compras como bebés

Mercados-plaza-no-dan-bolsas-para-productos-EE-DanielH-1
08/12/2017
|
FOTO: DANIEL HERNÁNDEZ | EL ESTÍMULO

La escasez de bolsas plásticas causa molestias entre consumidores que deben cargar literalmente sus compras. Hacer maromas con brazos y manos para llevar los productos ha sido la solución para muchos. Algunos comercios tienen avisos con el precio por unidad, otros sorprenden a los desprevenidos clientes justo al momento de pagar la mercancía. Llevar el mercado cargado como un bebé ha sido una de las salidas obligadas.

Cada vez se ve con mayor frecuencia a personas saliendo de abastos, supermercados y farmacias con productos en los brazos ante la carencia de bolsas en el mercado por la falta de materia prima para su producción.

Desde hace un par de meses los comercios que aún tienen inventarios de bolsas o tienen la forma de conseguirlas están cobrando por cada una de ellas. El precio depende del negocio. Pero en general van desde Bs 200 hasta Bs 1.000, según constató El Estímulo en un recorrido realizado esta semana por distintos sectores de Caracas.

José Luis tiene en el Centro Comercial Chacaíto un kiosco de venta de dulces criollos y bolsas negras de mercado. La primera semana de noviembre compró mil bolsas en Bs 800.000; dos semanas después el precio aumentó a Bs 2.900.000, es decir, 3,6 veces más que 15 días atrás.

“Yo compro las bolsas en un negocio chino, pero cuando vi el nuevo precio no las pude comprar porque al final no es rentable”, dijo José Luis.

No entregan bolsas en comercios

En el automercado Klasse, ubicado en Santa Eduvigis, los clientes deben cancelar Bs 500 por cada bolsa. En el Plansuarez de Caurimare las venden en Bs 200. “No hay bolsas y cuando llegan se acaban rápido”, indicó una empleada de este establecimiento.

El Excelsior Gama, de Santa Eduvigis, no vende las bolsas, pero cuando se trata de productos regulados los empleados  limitan la entrega. “Tratamos de dar las bolsas justas porque hay pocas”, señaló un cajero.

Alexandra Sucre reside en San Martín y en los últimos meses se ha visto obligada a llevar su bolsa cuando compra comida. “En los camiones no me dan bolsas y cuando voy a la panadería tampoco”, sostuvo.

No dan bolsas para productos

En Vista Alegre (suroeste), Claudia fue a comprar medicamentos y jabones de tocador que le entregaron en las manos alegando que no había bolsas para guardar los productos que llevaba, aunque estaba advertida de la situación.

José, pensionado del seguro social, compró charcutería en un abasto ubicado en Bella Vista, al suroeste de la ciudad. Al pagar los productos se sorprendió cuando la cajera le preguntó si iba a llevar una bolsa a lo que dijo de manera inocente que sí, a lo que la empleada le indicó que eran Bs 1.000 adicionales.

Esta situación se repite en varios comercios. La causa que explica la falta de bolsas está en la paralización de muchas de las plantas que producen el producto por falta de gas.

“Los industriales están trayendo la materia prima importada para poder cubrir solo 20% de la producción por falta de gas (etileno) que procesaba la industria petrolera en el país. Hasta ahora no hay solución y los empresarios del sector no tienen como hacer frente a esta problemática”, dijo a El Estímulo, una fuente de la industria petroquímica que optó por guardar su identidad en el anonimato.

Aunque en Venezuela la costumbre ha sido la de regalar las bolsas plásticas, en el resto del mundo la tendencia es otra. Desde hace varios la protección al medio ambiente se impone al momento de producir ciertos productos que resultan contaminantes.

Más de 55 países cuentan con políticas públicas que atienden los problemas vinculados directa e indirectamente con el uso inadecuado de las bolsas plásticas. Las bolsas ecológicas son las que se encuentran en cualquier país desarrollado.

En Venezuela, algunos supermercados pretendieron crear conciencia con las bolsas ecológicas, pero parece que la iniciativa quedó en el olvido.

 

error: