Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Coca-Cola lanza en Venezuela bebida sin caloría

Foto: Coca-Cola
01/07/2016
|
BOGOTÁ

La compañía asegura que no se han solucionado del todo los problemas de distribución de azúcar, por lo que trabaja con inventarios mínimos de materia prima.

En Coca-Cola la perseverancia manda. Seis años después del retiro de la marca Coca-Cola Zero del mercado nacional, el mayor fabricante de gaseosas del mundo renueva su gama de productos con la introducción de una variante de la bebida que aludiendo su condición de libre de calorías, se enmarca dentro de la estrategia global de la compañía de impulsar el consumo de bebidas bajas en carbohidratos.

La información la dieron a conocer voceros mundiales de la empresa durante la presentación de la nueva imagen de Coca-Cola a escala regional efectuada en el teatro Faenza de Bogotá, donde afirmaron que a partir de este mes de julio comenzará la distribución de la renovada gama integrada por cola tradicional, la versión Light y una variante que será presentada como Libre de azúcar, que contará con una formulación especialmente desarrollada para Venezuela.

En junio de 2009, una decisión de las autoridades sanitarias venezolanas ante la utilización de un ingrediente supuestamente dañino para la salud, obligó a Coca-Cola a retirar Zero del mercado tan solo dos meses después de su lanzamiento. Aunque la empresa asegura que siempre contó con los permisos para la venta del producto, no es sino ahora, en el marco de una campaña global de relanzamiento de la marca, cuando volverá a los anaqueles nacionales.

“Queremos que la gente consuma menos azúcar pero no con tres o cuatro marcas distintas sino con una sola”, destacó Marcos de Quinto, vicepresidente mundial de Marketing de la empresa, en alusión a las cuatro marcas de la popular cola negra: Tradicional, Diet o Light (baja en azúcar), Zero (sin caloría) y Life (nivel medio de azúcar). De estas versiones, las tres primeras estarán presentes en Venezuela aunque con algunas variantes.

- Nueva imagen - 

La nueva estrategia, que fue presentada a escala global en 2015 y tuvo como escenarios principales España (tierra natal de De Quinto) y México, aterriza en la Región Andina con los mismos parámetros: unificación de las distintas marcas de cola negra en una sola bajo una misma identidad gráfica.

El número dos de la corporación mundial destacó que se trata del cambio más significativo que la firma haya anunciado desde 1984 cuando lanzó la versión Light, aclarando que a partir de ahora los empaques tendrán una misma imagen gráfica dominada por el disco rojo característico, con pequeñas inserciones de color para identificar cada variedad.

Aunque no quiso divulgar la cifra de inversión que requirió la nueva estrategia global, de Quinto destacó que “ha costado mucho menos de lo que la gente puede pensar y para nosotros mucho más de lo que nos hubiera costado. Todos los años hacemos campaña, la diferencia de la que hemos hecho este año es que se verá en más de 200 países”.

Aunque el cambio tiene como objetivo acelerar la migración del consumo hacia bebidas con menos azúcares y calorías, admitió que no existe una proyección de crecimiento de este mercado. “Eso nos lo irá diciendo el mercado”, dijo, recordando que la filosofía detrás se enmarca en lo expresado en el slogan de la campaña “el mismo sabor, menos calorías y menos azúcar”.

- Tiempos borrascosos -

Al ratificar que este mes se inicia la distribución en Venezuela de la nueva imagen de la marca, Bruno Petracci, gerente general de Coca-Cola para la Región Andina, dijo que el intento de hacer migrar a los consumidores hacia variantes con menos azúcar añadido no guarda relación con los problemas de abastecimiento que ha enfrentado la empresa en los últimos meses.

“No estamos reaccionando a lo que pasó, era una decisión que se había tomado desde hace mucho tiempo y que forma parte de una estrategia global. Además, creemos que podemos ayudar en estos momentos para que los consumidores puedan tener una mayor oferta de productos”, señaló Petracci.

Consultado sobre la afectación que ha tenido en la producción la escasez de insumos en Venezuela, Petracci señaló que efectivamente en los últimos dos meses se ha reducido la manufactura, aunque no precisó el porcentaje de caída.

En cuanto a la falta de azúcar, señaló que están trabajando con los mínimos indispensables. “Hay mucha incertidumbre, no sabemos si va a haber azúcar o no, pero estamos preparados para ambos casos a fin de seguir atendiendo a los consumidores”, acotó.

Sin precisar el monto de la deuda que la filial venezolana mantiene con la casa matriz, Petracci aseguró que si bien la situación en Venezuela ha afectado los balances contables locales y regionales, la empresa busca maneras de adaptarse a la realidad del país a fin de mantener sus operaciones y “seguir nuestro compromiso con los trabajadores y consumidores”.

Respecto a los sustitutos de azúcar que utilizan en la elaboración de las versiones bajas en caloría, el vocero destacó que éstos vienen incluidos en los siropes que conforman la materia prima que llega al país importada desde Brasil, cuyo despacho está garantizado en esta etapa de introducción.

error: