Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Con la tradición en el limbo: ¿Cuánto cuesta hacer una hallaca este año?

FOTO: Patrick Dolande
01/11/2016
|
FOTO: PATRICK DOLANDE

En años anteriores, el ambiente navideño en comercios y mercados comenzaba desde principios o mediados de octubre, pero en 2016 empeoró la economía y los ánimos para seguir la tradición de hacer hallacas bajaron, así como la venta de sus ingredientes por los altos precios.

Hacer hallacas es un proceso complejo, y más cuando se trata de comprar y conseguir los ingredientes. Pese a eso, para muchas personas dejar la tradición no es una opción: la única alternativa que hay es reducir las cantidades que se comprarán para que el bolsillo no quede vacío.

En un recorrido realizado por El Estímulo en mercados municipales y supermercados privados se constató que entre cada uno hay diferencias considerables en los precios y que para hacer las hallacas no es recomendable comprar todos los ingredientes en un solo lugar.

En el Mercado de Quinta Crespo los vendedores aseguran que las únicas personas que han comprado hasta ahora los ingredientes son las que viven de las venta de hallacas. “Para el año pasado ya la gente estaba comprando las cosas, pero ahora solo son las que trabajan con eso”, dijo un vendedor de carne.

Entre los vegetales para el guiso, los más caros son la cebolla, pimentón y ajoporro que están en Bs 1.200 y 1.800 los dos últimos. Ninguno baja de 1.000 bolívares el kilo: el cebollín cuesta Bs 1.400, el cilantro en Bs 300 un paquete de 100 gramos (el kilo sale en Bs 3.000), y el ajo en Bs 1.000. Las especias se pueden conseguir más económicas: el orégano en Bs 639 y el laurel en Bs 314, los dos en bolsas de 400 gramos, mientras que el paquete de ocho cubitos tiene un precio de Bs 1.079.

En comparación con los otros mercados municipales visitados, Quinta Crespo tiene los mejores precios en la carne, sin embargo, hay otros ingredientes que son más caros que en otros sitios como el onoto, a Bs 1.000. Los encurtidos, por su parte, se encontraban entre Bs 1.157 y Bs 1.400.

Entre las hortalizas más económicas que se encontraron en el Mercado Mayor de Coche, el kilo de cebolla tiene un precio de Bs 400, el pimentón cuesta Bs 500 y el ajo Bs 800. Las más costosas eran el cebollín y el cilantro, a Bs 1.300 y Bs 1.800, respectivamente.

Este sitio tiene los mejores precios en estos productos y los de la carne son parecidos a los del mercado de Quinta Crespo. Pero obtener los otros ingredientes es complicado: en muchos sitios no hay aceitunas, pasas o las especias necesarias como laurel, onoto u orégano.

El mercado de Guaicaipuro no tiene ambiente navideño todavía. En sus locales no había venta de hojas, la carne estaba acabándose y conseguir el pabilo, las aceitunas y alcaparras era una tarea difícil. “No ha venido casi gente en búsqueda de los ingredientes, yo creo que vendrán para mediados de noviembre cuando la gente tiene más dinero”, dijo uno de los vendedores.

Las hortalizas, como la cebolla y el ajoporro, van desde Bs 1.100 hasta Bs 1.500. Entre los ingredientes más caros estaban el kilo de cilantro con un precio de Bs 3.200 y el ajo Bs 4.500.

“Aquí sí han empezado a venderse los ingredientes, pero en noviembre viene más gente. Hay señoras que trabajan con eso y vienen siempre a comprar”, dijo un vendedor de hortalizas del Mercado de Chacao. Este lugar es el más caro de todos, sus precios tienen una diferencia de más de Bs 1.200 en comparación con los otros sitios.

La cebolla se consigue entre Bs 1.200 y Bs 1.300, el pimentón, el ajoporro y el cebollín a Bs 2.000.  100 gramos de cilantro cuestan Bs 500 y el ajo pelado Bs 2.000, mientras que las especias están entre Bs 400 y Bs 900.

Entre los más difíciles de conseguir en todos los lugares visitados están las aceitunas y pasas y los comerciantes desconocen porqué no los tienen. Aquí se presenta una comparación de precios, entre los mercados, de los ingredientes más importantes de la hallaca:

El precio de la hallaca definitivo

- En los privados no hay -

Una rápida búsqueda de los ingredientes que se pueden comprar y conseguir en los supermercados privados resultó casi un fracaso. No se ve carne de ningún tipo, casi todas las hortalizas son más costosas y, definitivamente, no son el lugar correcto para adquirir las especias.

En el Central Madeirense de Bello Campo las alcaparras y aceitunas en frasco tienen un precio de Bs 465 y Bs 1.224, respectivamente. Las pasas, a granel, aproximadamente 300 gramos, cuestan Bs 780. La cebolla se ubica en Bs 1.990, el cilantro en Bs 2.600, el ajoporro en Bs 2.370 y el pimentón en Bs 1.690. El cebollín se puede comprar a Bs 880.

En El Patio de Los Palos Grandes solo se ven los ingredientes en frasco y las hortalizas, que se consiguen casi en cualquier lado. Los encurtidos, aceitunas, pasas y alcaparras tienen precios de Bs 2.962, Bs 1.800, Bs 2.300 y Bs 3.000, respectivamente. El pimentón se ubica en Bs 2.300, la cebolla en Bs 1.286, el ajoporro en Bs 2.140 y 50 gramos de cilantro y cebollín salen en Bs 690 y Bs 550, cada uno.

Se sabe que la temporada de hallacas inicia cuando en los anaqueles de los supermercados aparecen las hojas de plátano. Pero en ninguno de estos dos sitios se vio este producto.

En el Excelsior Gama, por el contrario, sí hay. El paquete de 50 hojas lavadas cuesta Bs 1.795. Los trabajadores aseguran que sí está vendiéndose y que han ido clientes en busca de los ingredientes.

En cuanto a la carne, solo se consiguen piezas de pollo a partir de Bs 1.600 y de cochino a Bs 3.198. Las hortalizas, como la cebolla, van desde Bs 900 hasta Bs 3.600.

- El desafío de vender hallacas -

El gran problema que presentan los hacedores de hallacas es conseguir la harina de maíz y el aceite, dos ingredientes fundamentales de la receta. Para comprar cualquiera de ellos, a precio regulado, deben sortear largas colas. El mercado negro, por su parte, ofrece un kilo de harina por más de Bs 2.500 y el litro de aceite aproximadamente a Bs 4.500. Muchas de las personas que trabajan vendiendo este producto tienen que recurrir a este último método, lo que hace más costoso el proceso.

Los vendedores de hallacas son los únicos que han ido a los mercados municipales en búsqueda del resto de los ingredientes, pues desde mediados de octubre debería empezar la producción para venderlas por encargo principalmente. Personas consultadas aseguraron que sí harán este alimento en Navidad, pero mucho menos que años anteriores. Algunas dijeron que solo elaborarán bollitos.

Felipa de Cordero vive en la parroquia Macarao en Caracas y a partir de octubre vende hallacas y bollitos a personas de la comunidad. El año pasado para estas fechas ya habría vendido una cantidad significativa de ellas, pero esta vez fue diferente y hasta ahora solo lleva un pedido de 80 bollitos a Bs 800, lo que representa una venta de Bs 64.000. “A mí me encanta hacer hallacas, pero todo se ha vuelto muy costoso y como estamos en el barrio no puedo ponerlas muy caras”.

“Lo que más se pide es bollito porque es más barato. Ahora solo estoy trabajando con clientes fijos que piden por encargo, no todo el mundo tiene para comprar una hallaca”, aseguró. De Cordero agregó que los pedidos han bajado y que para no hacer colas en supermercados hay que recurrir a los bachaqueros para comprar la harina de maíz y el aceite. Dijo además que aún no ha hecho hallacas pero tiene estimado venderlas a un precio de Bs 1.500.

En el Mercado de Chacao trabaja Yanet Lozada, una vendedora de hallacas que tiene ese negocio como su principal trabajo. “Las ventas no están buenas. Para estas fechas, en años pasados, a las 10 de la mañana me estaba yendo a mi casa a hacer más hallacas, ahora apenas 100 me duran toda la semana”, comentó.

Lozada vende las hallacas a Bs 2.000 y los bollitos a 1.500. “Tengo clientes fijos y con ellos me apoyo, pero las ventas han bajado al menos 80%”, afirmó.

El negocio Mama Juana tiene 52 años de antigüedad vendiendo hallacas en El Hatillo. Una de sus integrantes, Kena Socorro, dijo que la dificultad para hacer el producto este año fue conseguir las aceitunas y pasas. Con ayuda de una reserva que tenían del año pasado pudieron comenzar la producción.

La hallaca tiene un precio de Bs 3.500 y “si no aumenta la carne” mantendrán el precio para diciembre. “Han caído las ventas alrededor de 30%. Ya no hay tantos encargos como antes. Yo espero que la situación se acomode para diciembre”, concluyó.

error: