<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Ver otras firmas

Letty Anzola de Gil

Letty Anzola de Gil

“Letty, ¡No te comas las papitas de leche que están contadas! “ Le decía su abuela Rosa en un tono autoritario y cómplice a la vez.

Pasó su infancia entre los fogones de su abuela y su madre, viendo como maravillosas y pequeñas obras de arte se acomodaban en pequeños capacillos que a su vez formarían hermosas formas en los platos adornados con blondas blanquísimas que parecían bordadas.

Siempre le encantaron los dulces y los postres, siempre fueron su debilidad pero no fue sino después de la universidad que realmente le comenzó a gustar la cocina.

Sin embargo la vida le puso un gran reto, cocinar para su hija Margot quien sufre de intolerancias alimentarias, lo que la llevó a investigar y practicar hasta lograr recetas aptas, ricas y fáciles de preparar. Este proceso le enseñó a ser disciplinada, paciente, constante y agradecida con la vida y sus infinitas oportunidades.

Artículos Destacados