<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Denuncian hacinamiento de venezolanos que regresaron al país

Al menos 1500 venezolanos que han retornado por la frontera colombo-venezolana han sido puestos en cuarentena por funcionarios del régimen de Nicolás Maduro. Denuncias de ciudadanos dentro del terminal de San Antonio del Táchira confirman que los connacionales se encuentran hacinados y en condiciones precarias

La diputada de la Asamblea Nacional, Gaby Arellano, denunció este 6 de abril que los venezolanos que han regresado al país el fin de semana por la frontera con Colombia se encuentran hacinados y están siendo maltratados por las autoridades venezolanas.

Arellano desmintió las declaraciones del régimen de Nicolás Maduro, el cual asegura que los venezolanos que regresaron al país desde territorio vecino son recibidos «con profundo amor». También, tildó de falsas las declaraciones del protector del estado fronterizo Táchira, Feddy Bernal, sobre la existencia de supuestos cuadros sanitarios: «No hay cuadros sanitarios en la frontera y esta es la evidencia».

Según la parlamentaria, quien se encuentra en el exilio, al menos 1.500 venezolanos que ingresaron en los últimos días por el Puente Internacional Simón Bolívar se encuentran sin agua, sin comida y sin abrigo.

Asegura que a los connacionales se encuentran hacinados en el Liceo Manuel Díaz Rodríguez de San Antonio, en el Instituto educativo ciclo básico de San Antonio y en las instalaciones militares de La Tiendita en Pedro María Ureña. Afirma que no se les ha brindado ningún tipo de control sanitario desde que llegaron.

«La Guardia Nacional, los colectivos y el ELN -organización guerrillera colombiana- quienes custodian estos recintos no les permiten salir pero tampoco les dan lo que requieren para permanecer aislados», manifestó Arellano.

La diputada señaló al general de brigada de la Guardia Nacional, Ángel Moronta, como responsable de lo que está sucediendo en estos tres puntos en la frontera. También, culpó a Miguel Becerra, concejal de Ureña, de liderar golpizas y amenazas a los ciudadanos que han publicado fotos y videos de lo que está sucediendo en el terminal de San Antonio.

Postura del régimen

En videos difundidos por las redes sociales se observa cómo Moronta, jefe de la ZODI en la entidad, informa a un grupo de venezolanos los pasos a seguir dentro del terminal de pasajeros de San Antonio, donde se encuentran hacinados y lugar en el que deben permanecer en cuarentena por al menos 15 días.

Según Moronta, «para prevenir contagios de Covid-19», los connacionales deben pasar una cuarentena allí «para darles el tránsito a sus estados de origen».

El uniformado señaló en el video distribuyen a los ciudadanos en unos Puntos de Atención Social Integral (PASI)». Los centros de atención, afirmó, «no están totalmente acondicionados».

Aseguró que en los PASI se les prestará atención médica, alimentación y medicinas a los niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Tema político

Al parecer no todo es como lo pinta Moronta. Un ciudadano difundió un video en el que denuncia los malos tratos que ha recibido por parte del gobierno de Maduro. «Aquí nos están usando como escudo, como tema político», afirmó.

«No nos están dando alimentación, dormimos todos aglomerados en plena pandemia», denunció el ciudadano que no se identificó desde el terminal de San Antonio.

El joven agregó que los uniformados llenan autobuses y graban mientras las personas ingresan a las unidades de transporte: «le dan la vuelta al terminal y vuelven a bajar a la gente para usarlo de tema político como si ayudaran a la gente».

Añadió que Colombialos trató bien a los venezolanos, mientras el régimen de Maduro «intenta decir que en todos los países nos trataron mal, nos echaron a la calle, eso es mentira. Colombia nos trató muy bien, nos ayudó, nos dio de comer, nos trajo gratis hasta nuestro destino que era Cúcuta, ahí nos volvieron a dar comida y nos acompañaron hasta que pasamos el puente».

Señala que al cruzar el puente, el panorama cambió. Les hicieron el test del coronavirus cuyos resultados dieron negativo, según afirmó, pero al llegar al terminal no había agua, comida, ni transporte, «no hay nada».

«Nos tienen encerrados. Decimos que nos queremos ir así sea a pie y no nos dejan ir para ningún lado».

Otro ciudadano dijo que su pareja, quien se encuentra embarazada, no ha comido nada desde que llegó al terminal hace tres días. «No nos colaboran ni con agua», señaló.