<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El segundo buque con gasolina iraní ya entró a aguas venezolanas

Nicolás Maduro espera la llegada de tres buques con combustible desde Irán. Tras tomar una ruta larga, los buques ya están completando su travesía. Dos de tres buques ya entraron a aguas nacionales

El segundo buque con gasolina iraní ya entró a aguas venezolanas

Ya el segundo de los tres buques con combustible iraní que partieron hace más de un mes cargados de gasolina está en aguas venezolanas. El Fortune entró a Venezuela y se dirige a puerto, según las imágenes de rastreo.

De esta forma, el Fortune se suma al tanquero iraní Forest, que entró al país este 28 de septiembre y que está ya descargando combustible en la refinería El Palito. Tan solo falta por terminar su travesía el buque Faxon, que se acerca ya a aguas nacionales.

Los tres buques traen 820 mil barriles de gasolina, con lo que el Gobierno de Maduro espera subsanar la escasez de combustible que vive el país.

Los Tres buques petroleros salieron de Irán en agosto, pero tomaron la ruta larga, alrededor del cuerno de África, donde era más fácil mantener apagados los sistemas de rastreo por satélite para evitar a las autoridades estadounidenses.

Los venezolanos viven una crisis de combustible que los tienen atrapados en largas filas en las estaciones de servicio debido al racionamiento del gobierno del presidente Maduro. Las refinerías de Venezuela casi han detenido sus operaciones debido a años de subinversión, mientras que las sanciones de Estados Unidos destinadas a obligar Maduro a abandonar el poder han restringido severamente las importaciones de combustible. Maduro ahora depende de su aliado Irán para la gasolina y espera que nuevos buques cargados con combustibles logren llegar sin inconvenientes.

A pesar de mantener los sistemas de rastreo apagados, a través de varias aplicaciones y sistemas de rastreo marítimo se puede conocer la ubicación de estas embarcaciones que podrían venir a subsanar el grave problema de escasez de gasolina que vive el país con mayores reservas petroleras del mundo.

Suez vs África

TankerTrackers.com identificó los tres barcos de bandera iraní como Forest, Faxon y Fortune.

Los tres petroleros que transportan alrededor de 820.000 barriles apagaron sus localizadores antes de zarpar. No pasaron el Canal de Suez, por donde tendrían una ruta más corta para llegar a Venezuela. Aunque la administración del canal recibió comunicación de que los barcos navegarían a principios de septiembre, esto nunca sucedió.

Finalmente, y como lo habían ya advertido algunos analistas, las embarcaciones decidieron bordear África en una ruta mucho más larga para llegar a un país con sed de combustible.

Completar esta ruta larga toma al menos un mes más, según la trayectoria y el tamaño de las embarcaciones.

¿Cuánto alcanzará la gasolina que viene desde Irán?

El envío cubriría las necesidades de combustible de Venezuela durante aproximadamente un mes con el esquema de racionamiento actual, pero menos de dos semanas si se vendiera sin restricciones.

Cuatro petroleros que transportaban combustible iraní con destino a Venezuela desafiando las sanciones terminaron transfiriendo sus cargamentos el mes pasado a otros buques en respuesta a una orden de incautación obtenida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Mientras espera la llegada de más combustible importado, Pdvsa está tratando de reiniciar unidades de procesamiento clave en sus refinerías para producir combustible de motor después de recibir piezas y equipos de Irán este año. Sin embargo, el esfuerzo solo ha sido suficiente para producir gasolina de bajo octanaje de manera intermitente.

Las colas crecen y llegan a Caracas

En Venezuela, las colas de combustible se enredan por bloques y los conductores furiosos esperan horas o incluso días. Muchos se van sin lograrlo porque la gasolina se acaba antes.

Algunos conductores dijeron que las ventas se racionaban entre 20 y 30 litros por persona.

“Hemos improvisado baños aquí y traído comida de casa”, dijo Esperanza González, una ingeniera de 51 años en San Antonio de los Altos, a pocos kilómetros de Caracas. “La gasolina nunca llegó a la estación ayer, así que cerramos la calle para ver si llegaban las autoridades. Sin gasolina, ¿cómo te mueves? ¿Como trabajas?».

Venezuela necesita entre 50.000 y 70.000 barriles por día (bpd) de gasolina durante el confinamiento por el coronavirus, según estimaciones independientes.

Pero la petrolera estatal Pdvsa está limitando la distribución a 30.000 bpd, y un tercio irá a la región central que alberga la capital, Caracas, según el líder sindical Ivan Freites y dos fuentes de la industria que pidieron no ser identificadas.

El Ministerio de Información y la petrolera estatal PDVSA no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Información de Reuters