Economía

Agroindustria adeuda $1.022 millones a proveedores internacionales

Los retrasos en la liquidación de divisas por las importaciones de la industria de alimentos alcanzan $1.022 millones, informó Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, quien indicó que algunos proveedores han paralizado el despacho de mercancía a la espera del pago.

Publicidad

En rueda de prensa en la que dio a conocer la propuesta del sector para evitar que el desabastecimiento escale a niveles inmanejables, el dirigente empresarial planteó al gobierno destinar parte de los $8.000 millones aprobados en enero por el presidente Nicolás Maduro al área alimentaria, para cancelar el monto pendiente e importar materias primas que le permitan a la industria mantener los niveles de producción de 2014.
Baraybar dijo que la deuda de $1.022 millones es apenas 12,78% de los recursos autorizados por el gobierno, lo que no supone fondos extras para atender la situación, entendiendo la merma de ingresos producto del derrumbe de los precios del petróleo.
Cavidea propone un plan hasta diciembre que permita atender la demanda de manera ordenada y para ello solicitó al ministro de Alimentación y vicepresidente de Seguridad, Soberanía Alimentaria y Abastecimiento Económico, Carlos Osorio, una reunión con carácter de urgencia que deje cono resultado mesas de trabajo -no intercambio de ideas- precisó.
Baraybar enfatizó que hay que buscar la forma de regularizar el flujo de divisas. Como parte de la propuesta que llevarán al ministro está un listado de bienes que pueden importarse a tasas del Sicad y Simadi. Aunque no precisó cuáles en el ramo alimenticio, señaló que maquinarias y repuestos pueden perfectamente manejarse por tasas distintas a la de 6,30.
Cavidea plantea un esquema de priorización a través de un presupuesto de divisas anual que permita cubrir los montos mínimos necesarios para la adquisición de materia prima, empaques e insumos para el sector agroalimentario.
Baraybar sostuvo que las empresas productoras no solicitan dólares, los proveedores internacionales son los que requieren las divisas y es el Banco Central de Venezuela quien les gira directamente, precisó.
«Podríamos comprar en bolívares, los dólares los necesitan los proveedores. Hay mucho de lo que se hace que está en bolívares», dijo.
Por cada dólar de producto terminado importado, la industria produce 5 veces más trayendo la materia prima, ejemplificó Baraybar.
«Las empresas solas no van a resolver el problema de escasez, el gobierno solo tampoco. Tiene que ser un trabajo en conjunto», por lo que

]]>

Publicidad
Publicidad