Energía y Petróleo

Petróleo: OPEP+ acuerda leve aumento en la producción

Después de recortar la producción de petróleo en 2020 en respuesta a la caída de los precios durante la pandemia de covid-19, la OPEP+ comenzó a aumentar modestamente la producción el año pasado y ha renovado esta política cada mes

Publicidad

El cartel de la OPEP+ acordó este miércoles un pequeño aumento en la producción de petróleo, pese a las gestiones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Arabia Saudita a mediados de julio para tratar de frenar el aumento de precios del crudo.

Los representantes de los 13 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus diez socios acordaron «aumentar la producción (…) en 100.000 barriles diarios para el mes de septiembre», en comparación con los aproximadamente 432.000 y 648.000 barriles adicionales fijados en los meses anteriores, según un comunicado emitido tras una videoconferencia ministerial.

El cartel de países petroleros, liderado por Arabia Saudita y Rusia, ha resistido hasta ahora a la presión estadounidense de aumentar la producción después de que la invasión rusa contra Ucrania desencadenara una subida de los precios del crudo.

Después de recortar la producción en 2020 en respuesta a la caída de los precios durante la pandemia de covid-19, la OPEP+ comenzó a aumentar modestamente la producción el año pasado y ha renovado esta política cada mes.

En 2020 el grupo optó por dejar bajo tierra millones de barriles de petróleo, para no inundar el mercado con crudo que no pudiera absorber por un desplome de la demanda, pero estos recortes drásticos ahora son cosa del pasado y es hora de decidir una nueva trayectoria.

Después de las reuniones relámpago de los últimos meses, «esta vez hay mucha más incertidumbre».

Cortejo al reino saudita

Pese a su promesa de tratar el reino saudita como un Estado «paria» tras el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi, Biden se reunió a mediados de julio con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

Y la semana pasada, el presidente francés, Emmanuel Macron, también se entrevistó con el dirigente, pese a las protestas de grupos de derechos humanos.

Macron argumentó el objetivo de «atenuar los efectos en Europa, Oriente Medio y el mundo» de la guerra en Ucrania.

¿Cómo responderá Riad, líder de facto de la alianza y uno de los únicos miembros que tiene reservas, a la solicitud de la Casa Blanca y las diversas presiones occidentales?

«Arabia Saudita y sus aliados tendrán que decidir si hacen caso a la petición de Joe Biden y aumentan la producción o se solidarizan con Rusia quedándose quietos», señaló Tamas Varga, analista del bróker petrolero PVM Energy.

Según Craig Erlam, analista de la plataforma comercial OANDA, la reunión de la OPEP+ mostrará si «el presidente Biden tiene alguna influencia en el cartel».

No obstante, es «poco probable que la OPEP+ anuncie un aumento significativo de la producción, dados los crecientes temores de recesión» y la caída de los precios del petróleo desde principios de junio, opina Stephen Innes, socio gerente de SPI Asset Management.

La sombra de la recesión

La reciente caída relativa de los precios del petróleo y la amenaza de una recesión global podrían empujar a la OPEP+ a ir a lo seguro.

Los dos crudos de referencia mundial cotizaban este miércoles por debajo del umbral de los 100 dólares por barril, lejos de los máximos alcanzados a principios de marzo en torno a los 140 dólares: sobre las 11H10 GMT, el Brent en el Mar del Norte perdía un 0,87% hasta los 99,67 dólares el barril, mientras el marcador estadounidense, el WTI, caía un 0,72% hasta los 93,65 dólares el barril.

El cartel se está beneficiando de la situación actual: Arabia Saudita registró un fuerte crecimiento en el segundo trimestre de 2022, impulsado por el oro negro. Sea cual sea la decisión que se tome, «es probable que tenga poco impacto» en los mercados, advierte Erlam, analista de OANDA.

En realidad a los miembros del grupo de 23 países les cuesta cumplir con sus respectivas cuotas, debido a crisis políticas o falta de inversión.

Y, bajo el yugo de las sanciones occidentales por la invasión de Moscú en Ucrania, la producción rusa también se ha reducido.

Publicidad
Publicidad