Sanciones a Rosneft ponen a Maduro en aprietos

La empresa petrolera rusa se ha convertido en una pieza clave para Pdvsa, toda vez que Rosneft ha hecho oídos sordos a las amenazas de EEUU, a quien el Gobierno de Vladimir Putin, suple también importantes volúmenes de petróleo | Por Erika Hidalgo

Uno de los salvavidas que logró Nicolás Maduro para iniciar la recuperación de la producción petrolera de Venezuela y evadir las sanciones aplicadas por la administración de Donald Trump, fue la de comprometer a Rosneft con acuerdos que flexibilizaban las condiciones de sus negocios con Pdvsa y entregar el manejo de las ventas del 70% del crudo venezolano, en especial a India y China.

La firma estatal rusa tiene participación en varios proyectos en Venezuela. En Petromonagas mantiene 40% de participación y una producción promedio de 70 mil barriles por día, Petromiranda (32%), Petroperijá (40%), Boquerón (26,67%) y Petrovictoria (40%).

Además, la empresa petrolera rusa se ha convertido en una pieza clave para Pdvsa, toda vez que Rosneft ha hecho oídos sordos a las amenazas de Estados Unidos, a quien el Gobierno de Vladimir Putin, suple también importantes volúmenes de petróleo.

Los rusos también tienen el 100% del proyecto gasífero de exploración de los yacimientos Mejillones y Patao, dos concesiones de gas en la costa este de Venezuela otorgadas en 2017. Y el 100% de la empresa de servicios petroleros Precision Drilling y el 51% de la empresa Perforosven.

Pese a la participación y a los activos de Rosneft en el país, un exministro de Chávez, asegura que la medida de sancionar a Rosneft es sin duda un duro golpe, más que para Rosneft, para Venezuela y su economía.

Sanciones para Rosneft Trading

Este martes el gobierno de Trump impuso sanciones a la petrolera estatal rusa por mantener operaciones comerciales con el régimen chavista. La medida apunta directamente a la filial de la rusa Rosneft Trading S.A. encargada comerciar el crudo venezolano.

Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, detalló que las sanciones impuestas a la empresa pública rusa son parte de una estrategia de presión para impulsar elecciones libres en Venezuela.

Un duro golpe a Maduro

Para el economista y analista petrolero, Luis Oliveros, la aplicación de sanciones por parte de Estados Unidos a Rosneft había tardado. “Todo el mundo sabía que la clave era Rosneft”, comenta a El Estímulo.

A Oliveros le resulta difícil creer que Pdvsa no tenga un plan B para hacer frente a esta realidad, que estaba cantada. “Esto, indudablemente, le debería generar más problemas para colocar petróleo a Venezuela y tienen 90 días para resolver”, indicó.

Funcionarios estadounidenses dijeron a Bloomberg que Rosneft maneja más de la mitad del petróleo proveniente de Venezuela y ayuda al país a evadir las sanciones.

El analista recuerda que la rusa ya tiene sanciones financieras de EEUU. Lo que “ahora lo que queda es ver si las demás empresas que le compran a Rosneft van a asustarse o no con las sanciones”, apunta.

Para el analista petrolero, Carlos Mendoza Potellá, la medida de Trump contra Rosneft generará un duro impacto al país. “Rosneft representaba la única forma de colocar petróleo, drenar producción y obtener recursos en medio de la crisis económica y política venezolana”.

Para Mendoza se trata de la profundización de las sanciones por parte de Estados Unidos. Incluso no descarta que a Chevron le detengan las prórrogas que le permiten seguir operando sus negocios en el país.

¿Por qué ahora y no antes?

El apoyo que Donald Trump ha dado a Juan Guaidó, la insistencia de Maduro de no querer abrir una salida negociada a la crisis política, las muestras públicas de las excelentes relaciones entre Caracas y Moscú, la detención del tío de Guaidó y el aumento de la producción petrolera, podrían ser el coctel que haya desencadenado el recrudecimiento de las sanciones, dijo a El Estímulo un funcionario del Maduro enterado, no autorizado a dar declaraciones.

Gobierno fustiga la medida de EEUU

El ministro de Relaciones Exteriores del régimen de Maduro, Jorge Arreaza, a través de su cuenta en Twitter fustigó la medida.

“Las medidas coercitivas unilaterales de EEUU contra Rosneft Trading, van dirigidas contra nuestra industria petrolera, sus trabajadores y la economía venezolana. Siguen agrediendo al pueblo de Venezuela, tratando de generar sufrimiento y dificultades”, publicó el funcionario.

Arreaza dijo además que las nuevas acciones ilegales serán incorporadas a la demanda que Venezuela elevó ante la Corte Penal Internacional contra EEUU, pues a su juicio atentan contra el libre comercio y empresa.