Enfermos y hambrientos venezolanos cruzan a Guyana en busca de ayuda

Gobierno de Guyana despliega un operativo de emergencia con la presencia del ministro de Salud y el de Seguridad Social para atender a migrantes venezolanos que se trasladaron en los últimos días al norte de la Región Uno (Esequibo) en busca de ayuda.

Enfermos y hambrientos venezolanos cruzan a Guyana en busca de ayuda

Casi 200 venezolanos se instalaron en los últimos días en la localidad de Port Kaituma, región Uno (parte del llamado territorio Esequibo por Venezuela)  en busca de comida y atención médica, reportaron medios oficiales. Ministros del gobierno de Guyana se trasladaron al sitio para encabezar un operativo humanitario de emergencia.

Según los informes, unas 198 personas de 25 familias se restablecieron en la zona, situada a unos 15 minutos de Port Kaituma, una localidad que queda a unos 40 kilómetros en línea recta de la frontera con el estado Delta Amacuro.

“Ya se han establecido sistemas para que los inmigrantes venezolanos puedan acceder a los servicios médicos del Hospital de Distrito de Port Kaituma, tras una reciente campaña del gobierno en Anabisi, Barima-Waini (Región Uno)”, según la información divulgada por el gobierno de Guyana.

En un comunicado anterior emitido por la Oficina del Primer Ministro, el Gobierno dijo que era consciente de la situación en Anabisi, Port Kaituma, Distrito Noroeste, donde decenas de amerindios, incluidos niños, podrían haber entrado en territorio guyanés desde un pueblo vecino de Venezuela en mal estado de salud y sin alimentos.

En esa declaración, la oficina del Primer Ministro afirmó que las autoridades regionales ya habían respondido con intervenciones de emergencia, proporcionando ayuda médica y alimentaria inmediata.

Ministros en acción

El sábado, los ministros de Sanidad, Frank Anthony, de Servicios Humanos y Seguridad Social, Vindhya Persaud, y de Asuntos Amerindios, Pauline Sukhai, viajaron al lugar a prestar asistencia médica y alimentaria inmediata.

“Pudimos detectar entre el grupo varios casos de paludismo y, de nuevo, se les administró un tratamiento en función de las condiciones en las que se encontraban”, declaró el lunes el ministro de Sanidad, Dr. Frank Anthony, citado por Newsroom.

También se les unieron varios médicos de la Corporación del Hospital Público de Georgetown (GPHC) y del Hospital de Port Kaituma.

Aunque en otros medios de comunicación se informó de que los niños estaban gravemente enfermos y morían de hambre, el ministro Persaud ha refutado las afirmaciones diciendo que ningún niño estaba en estado crítico o muerto de hambre como se había informado.

“Llegamos al asentamiento de Warrau y encontramos malas condiciones de vida, pero ningún niño muriendo de hambre como se informó en los medios de comunicación y en las redes sociales”, compartió en un post de Facebook.

La ministra Sukhai explicó en su mensaje que, junto con el Dr. Neil Samwaroo, pediatra del Hospital General de Salud, había examinado a los niños y había detectado casos de impétigo (erupciones cutáneas/infecciones), enfermedades diarreicas, conjuntivitis, comúnmente conocida como “ojo rojo”. También, síntomas generales de gripe, y les había proporcionado los medicamentos necesarios.

Acogida humanitaria

El ministro de Salud explicó el lunes que han facilitado el acceso a los servicios de salud para estas personas.

“Si tienen algún problema médico, podrán resolverlo muy rápidamente. No tienen que esperar a una intervención como ésta. Ahora tienen una forma sistemática de que, si tienen algún problema, puedan venir al hospital de Port Kaituma y acceder al servicio médico”, dijo el ministro.

Anthony señaló que, además de proporcionar servicios sanitarios, se están aplicando medidas para garantizar que los migrantes vivan en un entorno limpio y sanitario.

“Debido a las condiciones antihigiénicas, están utilizando la misma agua del río para lavarse y hacer otras cosas allí. Así que el agua no es de buena calidad y lo que pudimos hacer el domingo fue darles bidones que tienen filtros para que, cuando tomen el agua del río, puedan hacer algún nivel de filtración. Esto ayudará a purificar el agua contaminada, haciéndola mejor para beber y lo que evitará algunas de las enfermedades diarreicas que están experimentando…”, explicó.

Condiciones culturales

Además de eso, un funcionario sanitario de alto nivel de medio ambiente les explica cómo deshacerse de su basura.

“También trabajamos con ellos para encontrar una zona adecuada donde puedan instalar retretes y demás para que no defequen en el mismo agua que utilizan para beber”, agrega.

También se distribuirán mosquiteros para las hamacas de los migrantes, para que puedan tener cierta protección contra las enfermedades transmitidas por vectores..

La Comisión de Defensa Civil (CDC) ha distribuido cestas con artículos de primera necesidad y alimentos.

“El Gobierno de Guyana sigue comprometido con la gestión humana de la situación de los migrantes derivada de la situación socioeconómica de la vecina Venezuela”, según los servicios de información de ese país vecino con el que Venezuela mantiene un diferendo histórico por la posesión de ese territorio Esequibo.

 

Frente al Esequibo lo que nace es Guyana como nuevo país petrolero

Además de quedarse por la vía de los hechos y de la ocupación física con el territorio Esequibo, ignorando cualquier demanda sobre esta Zona en Reclamación arrebatada a los gobiernos venezolanos desde tiempos coloniales, Guyana también bloqueó el paso de Venezuela al océano Atlántico. En su búsqueda de petróleo llega frente a las aguas del estado Delta Amacuro y muerde la Zona Económica Exclusiva ¿de Venezuela? Todo eso queda opacado por su nuevo perfil: dentro de poco será uno de los países más ricos de América y producirá más crudo que Pdvsa.