Bielorrusia

La atleta bielorrusa Tsimanouskaya afirmó "estar segura" en Japón

Krystsina Tsimanouskaya fue obligada a suspender su participación en los Juegos de Tokio-2020 tras haber criticado públicamente a su federación. "Pido al Comité Olímpico Internacional que me ayude, me han presionado y tratan de hacer que abandone el país sin mi acuerdo", escribió la atleta en un mensaje en Instagram. Las autoridades japonesas actuaron

Unión Europea no reconoce a Lukashenko como presidente de Bielorrusia

La Unión Europea como bloque se suma a Alemania, los Estados bálticos, Polonia y Estados Unidos y no reconoce a Lukashenko como presidente de Bielorrusia, tras unas elecciones calificadas como fraudulentas del 9 de 9 de agosto. En medio de un movimiento de protestas sin precedentes en el país que gobierna desde 1994, y detenciones de opositores, el gobernante asumió un nuevo mandato en un acto casi secreto este miércoles.

La red Telegram ayuda a impulsar protestas en Bielorrusia

Las plataformas de redes sociales, como Instagram y WhatsApp, han tenido un papel importante en alzamientos recientes, incluso en la Primavera Árabe, las protestas antigubernamentales en Hong Kong y las manifestaciones por la justicia racial en Estados Unidos. En Bielorrusia también han sido una herramienta clave de organización.

La mayor protesta en Bielorrusia, la 'Marcha por la Libertad', pone contra las cuerdas a Lukashenko

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994, ganó las elecciones presidenciales el pasado domingo 9 de agosto con el 80,23% de los votos, según los datos oficiales ofrecidos por la Comisión Electoral Central (CEC). La oposición denuncia estos resultados como fraude electoral y los manifestantes llevan a cabo desde el 10 de agosto una serie de movilizaciones y protestas sin precedentes en la que ya ha muerto una persona. 

¿Los bielorrusos sí y nosotros no?

Es injusto decir que en Venezuela no se protesta. Carolina Jaimes Branger escribe sobre ello y compara la situación de Bielorrusia con la venezolana. "No necesitamos voces agoreras que nos llamen cobardes, y menos que nos digan que no hemos hecho nada. Ya basta"