<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Hambre en Venezuela

La solidaridad alimenta la esperanza en el municipio Sucre

Cada martes, miércoles y sábado, voluntarios salesianos del Colegio María Auxiliadora distribuyen bajo el elevado de Los Ruices unas trescientas raciones de alimentos, que sacian por igual el hambre y el anhelo de contar con una mano amiga en tiempos tan difíciles como los actuales

Venezuela muestra su rostro famélico [fotos]

Los gravísimos estragos del hambre en Venezuela se reflejan en los cuerpos de millones de habitantes imposibilitados de nutrirse apropiadamente. Distintos estudios revelan que en el último quinquenio el flagelo de la malnutrición va al galope, minando la salud de los ciudadanos y haciendo prever consecuencias desastrosas para las venideras generaciones      

El hambre atormenta a quienes combaten el coronavirus en Venezuela

“Hemos tenido casos de trabajadores que se han desmayado durante sus labores, los atendemos y los llevamos al servicio de emergencia. Les preguntamos si padecen algún tipo de enfermedad, pero al final con mucha vergüenza, señalan que su dolencia es el hambre, que se sienten débiles, que tienen un constante dolor de cabeza", El Estímulo recoge testimonios del frente de combate al coronavirus,

Las consecuencias del hambre en Venezuela

Los del hambre no son juegos. Un adulto que pasa meses viviendo de mangos o pasta en general va a sobrevivir, pero no será un ciudadano sano y productivo. En los menores, las consecuencias son irreversibles, pues afectan su capacidad para competir en el aula y tomar decisiones superiores. “Un niño retaco es apenas la expresión externa de un profundo deterioro que abarca el desarrollo cerebral”, advierten los especialistas Un papá que cena con un vaso de agua para que sus hijos no vayan con el estómago vacío al colegio no solo expresa amor en colores primarios, sino un acto instintivo de supervivencia de la especie humana. “Yo agarraría todo lo que se está gastando el gobierno en los CLAP y lo metería ya en maternidades y hospitales públicos. Lo poco que se tiene hay que focalizarlo en cuatro sectores críticos: 1) Niños en sus primeros 1.000 días, lo que incluye los 9 meses de gestación y los 2 primeros años; 2) Mujeres embarazadas; 3) Pacientes; y 4 Tercera edad y todas las personas que no pueden procurarse comida por sí mismas. Usando las palabras de Nicolás Maduro, se necesita una acupuntura de recursos. No es lo que se está haciendo con los CLAP: se te acaban las bolsas patriotas y no tienes idea de cuánta de la población crítica quedó por fuera del reparto”.

Las caras ocultas del hambre en la Guajira venezolana

El gobierno los niega y, cuando los reconoce, afirma que son casos puntuales. Pero el hambre entre niños, adultos y ancianos wayúu está pegando con la misma rapidez que corren los vientos de la Guajira. Dos reporteros de El Estímulo constataron cómo la falta de alimentos está minando a la olvidada franja del extremo norte de Venezuela.