<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Nazismo

El incidente Gleiwitz: la farsa nazi que inició la Segunda Guerra Mundial

Se conoce como “falsa bandera” a aquellas maniobras diseñadas por gobiernos u organizaciones con el fin de que parezcan hechas por sus enemigos. Ha habido numerosas operaciones así a lo largo de la historia, pero ninguna tuvo consecuencias tan fatales como la que desencadenó la guerra más mortífera de la historia en 1939.

Tras 70 años de la derrota del nazismo ¿es el mundo un lugar más pacífico?

Recientemente, se iniciaron las celebraciones de los 70 años de la victoria de los aliados sobre el Nazismo y los países que conformaban el Eje. Después de 70 años de esa victoria ¿Es el mundo un lugar mas pacifico? La pregunta en sí podría tener muchas aristas. Se relativiza, dependiendo del continente, del país, de la ciudad, inclusive del vecindario donde estemos ubicado.

Neonazismo: puño sin cabeza

En una pequeña aldea austríaca dos primos consiguieron el permiso del Papa para casarse. Tuvieron tres hijos. El último, se llamaba Adolf  Hitler. El 20 de abril, el Führer, líder del Tercer Reich y máximo exponente del nazismo, cumplió 126 años de nacido. Películas y libros todavía invocan su bigote cuadrado y sus ojos de basilisco. Parte de su legado de terror todavía contamina la política y la cultura tanto en Europa como en América

Hitler vivió y murió en Paraguay, según escritor

La relación de Adolf Hitler con el ocultismo y su influencia sobre el nazismo es uno de los ingredientes de "Hitler, el hombre que venció a la muerte", del escritor argentino Abel Basti, que sostiene que el dictador no murió en Alemania, sino en Paraguay.

La bienvenida de Auschwitz

Supervivientes de Auschwitz regresaron ayer al campo de concentración más mortífero de la maquinaria nazi, donde hoy se conmemorará el setenta aniversario de su liberación, y lo hicieron con un mensaje al mundo: que jamás vuelva a repetirse la barbarie de la que fueron testigos