<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Régimen

Corruptos anónimos, S.A.

Cuando termine de caer el régimen chavo-madurista, habrá mucho por hacer. Tendremos que trabajar en la reconstrucción del país en todos los ámbitos. Pero si de verdad queremos evitar que algo así como lo que nos pasó no nos vuelva a suceder, tiene que haber justicia. Y para que haya justicia los nuevos gobernantes tienen que estar dispuestos a hacer –con carácter de urgencia- dos tareas primordiales: la primera, no deberle nada a nadie en términos de favores. La segunda, caiga quien caiga, castigar a los corruptos y asesinos.

Cinco preguntas y un mismo odio

El caos se vive como lo estamos sufriendo los venezolanos: incertidumbre absoluta, turbulencia inflacionaria, escasez recurrente, y mucho miedo porque no hay futuro predecible.

Fracasó la lealtad a la revolución

El grandísimo problema de la “revolución bolivariana” fue sustituir a los mejores talentos por los más grandes jalabolas a su régimen. Como consecuencia, se pusieron en cargos públicos a fanáticos y familiares, sacrificando así el progreso en nombre del acatamiento

El país europeo que también se africanizó

 Albania, que tuvo el régimen comunista más aislacionista y radical de todos los de Europa Oriental, asistirá a su primera Eurocopa de fútbol este año y exhibe una ligera recuperación económica después de tocar fondo como uno de los países más miserables del planeta en los años 90. Su historia reciente deja cinco lecciones para Venezuela