<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Limpiar el agua o exponerse a morir

El país sobrelleva racionamientos de agua desde hace una década. Lejos de imaginar que la situación podría ser peor, el caos por la búsqueda de aquel tesoro se desató tras los apagones. Expertos afirman que no es seguro consumir el agua de Venezuela sin someterla a una potabilización artesanal en el hogar, no importa si llega por el grifo o si hay que sacarla de tomas improvisadas o de manantiales naturales

Limpiar el agua o exponerse a morir

“En promedio, una persona debe tener no menos de 50 litros de agua al día para su uso personal”, explica José Félix Oletta, médico cirujano e internista, y exministro de Sanidad y Asistencia Social. Pero, cuando la estadística no se cumple y se tiene mucho menos del promedio, las personas caen en “estrés hídrico”. “Imagínese la población de Caracas, qué va a tener 50 litros per cápita.

¡Imposible, no los hay! Determinadas zonas de Venezuela están en esa condición, especialmente las zonas norte costera, que son las que representan el 80% de la población”.