<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Murió Quino, el famoso padre de Mafalda, a los 88 años

Hace unos días sufrió un acv del que no pudo recuperarse. Quino, como se conocía en todo el mundo hispano a Joaquín Salvador Lavado, se fue a los 88 años

Murió Quino, el famoso padre de Mafalda, a los 88 años

El dibujante y humorista argentino Joaquín Salvador Lavado, conocido en el mundo hispano como Quino, murió hoy, 30 de septiembre, a los 88 años. La información la dio su editor Daniel Divinsky.  Quino había sufrido un accidente cerebrovascular recientemente, del que no pudo recuperarse.

Nacido en Mendoza en 1932, fue famoso por crear el personaje de Mafalda, que justo ayer cumplió 56 años desde que apareció por primera vez en el periódico Primera Plana.

 

quino mafalda

Quino creó Mafalda y toda su pandilla, pero también fue un humorista extraordinario con piezas como Mundo Quino, A mí no me grite y Esto no es todo, entre muchas otras.

Cortesía @vvs00

Hijo de andaluces radicados en Mendoza, Argentina, heredó de su tío Joaquín Tejón dos cosas: el nombre y la pasión por el dibujo. Le decían Quino precisamente para diferenciarlo de su tío, que también era dibujante. Una noche, mientras le tocaba cuidar al pequeño Quino, Joaquín Tejón le enseñó a dibujar. Y, sin saberlo, le dio el oficio de su vida y de su fama.

Quino comenzó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes  cuando solo tenía 13 años, pero la abandonó porque se cansó «del yeso y de dibujar ánforas». Y empezó a crear historietas. Se mudó a Buenos Aires a los 18 años y en 1954 apareció su primera tira cómica Esto es. En 1963 surgió Mundo Quino y un año más tarde fue el debut de Mafalda.

quino mafalda

Primera tira cómica de Mafalda. Cortesía @retrochenta

Mafalda, un guiño a la crítica social

Con Mafalda, Quino hilaba fino. Encontraba la manera de denunciar situaciones sociales a través de las vivencias de una familia clase media de Buenos Aires. Mafalda era la pequeña cuestionadora, con una inteligencia puntiaguda notable. A través de esa voz infantil, y de la de su familia y amigos, Quino reclamaba.

El mismo Quino decidió dejar de dibujar a Mafalda en 1973. Se sentía saturado de esa pequeña regordeta que nunca crecía eclipsaba el resto de su vida. Según él mismo explicó, «se le acabaron las ideas».

Sin embargo, Mafalda quedó para la posteridad a través de sus libros, primero en volúmenes impresos en cartón y numerados hasta el 10, y luego en una gran recopilación llamada 10 años de Mafalda.

Parte de su permanencia es que el humor de Mafalda sigue vigente. Muchos de sus reclamos permanecen sin solución.

Al conocerse la muerte de Quino, de inmediato las redes sociales se llenaron de reacciones, todas en positivo, hablando de su genio y de su carácter, conocido como sencillo y apacible.

Foto: @miguelrep

Quino es uno de esos grandes seres a los que no se les dice adiós, sino hasta luego. Porque cada vez que vemos su obra, nos reencontramos con él.