<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Quiénes son los 5 muertos del Capitolio de EEUU?

Un policía del Capitolio de los Estados Unidos y cuatro partidarios de Donald Trump que irrumpieron en el Congreso es el saldo de muertos que dejan los disturbios que el pasado 6 de enero trastocaron la democracia de la máxima potencia del mundo. Conoce quienes son cada uno de ellos

¿Quiénes son los 5 muertos del Capitolio de EEUU?

Más allá de los vidrios rotos, el escándalo mundial y la gran cantidad de personas en la calle, los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos dejaron consecuencias mortales. Cinco personas perdieron la vida en medio del enfrentamiento entre quienes ingresaron por la fuerza en el congreso y los efectivos de seguridad que intentaban detenerlos.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo. El país más poderoso del mundo y que en teoría cuenta con un robusto sistema democrático vivió uno de los episodios más lamentables tras una irrupción en el congreso donde el senado sesionaba para ratificar la victoria de Joe Biden.

Estas son las cinco personas que perdieron la vida en medio de este episodio.

Policía Brian Sicknick

La policía del Capitolio informó que el agente Brian D. Sicknick falleció el jueves 7 de enero por la noche «debido a las lesiones sufridas mientras estaba de servicio».

Sicknick fue herido mientras enfrentaba a quienes irrumpían en el Congreso. «Fue llevado a un hospital local donde sucumbió a sus heridas», señaló la policía en un comunicado. Este agente estaba en servicio con la policía del Capitolio en julio de 2008

«Todo el Departamento de la policía del Capitolio expresa su más sentido pésame a la familia y amigos del agente Sicknick por su pérdida, y lamenta la pérdida de un amigo y colega», precisó la policía.

Ashli Babbitt, un ex veterana

Ashli Babbitt fue abatida a tiros por un policía del Capitolio de EEUU en el momento en que la turba intentaba entrar a la Cámara de Representantes. Babbitt recibió asistencia médica de inmediato y fue trasladada a un centro de salud, donde la declararon muera.

Babbitt tenía 35 años y era partidaria de Trump con fuertes opiniones políticas. Asistía con frecuencia a mítines a favor de Trump y viajó desde California a Washington para participar en la protesta.

Desde el 2004 y hasta el 2008 fue aviadora senior en la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Además. fue miembro de la Reserva de la Fuerza Aérea de 2008 a 2010 y estuvo en la Guardia Nacional Aérea desde 2010 hasta 2016.

Kevin Greeson

Greeson tenía 55 años y vivía en Atenas murió a causa de un ataque cardíaco en medio de la revuelta de la protesta del Capitolio. Era también un ferviente partidario de Donald Trump y fue a Washington a participar en la manifestación.

El jefe de policía de DC, Robert Contee confirmó su muerte durante una conferencia de prensa el jueves.

En las últimas semanas, Greeson publicó docenas de veces en el sitio de redes sociales Parler, el cual es popular entre los conservadores. Allí expresó fuertes opiniones sobre Parler, también llamó a la violencia en la calle en apoyo del presidente Donald Trump, saludaba al grupo de extrema derecha Proud Boys y mostraba su colección personal de armas y municiones.

Rosanne Boyland

Roseanne tenía 34 años y venía de Kennesaw, Georgia. Viajó para participar en las protestas del Capitolio y era partidaria del presidente Donald Trump.

Su muerte se debió a causas relacionadas con lesiones en la protesta, aunque no se han dado mayores detalles médicos hasta el momento.

Benjamin Phillips

Entre los tres muertos que no fueron atendidos por emergencias médicas asociadas a los disturbios del Capitolio se encuentra también Benjamin Phillips, de 50 años. Era también un partidario de las políticas de Donald Trump y participó en la protesta impulsada por el presidente.

Según la polícia, lo que se sabe de su muerte es que se debió a una emergencia médica.

#GarzonViolador: ¿reaccionará la justicia argentina?

Una joven venezolana fue drogada y violada en un local comercial de Buenos Aires: era su primer día de trabajo. La policía encontró al agresor intentando ponerle la ropa a su víctima. Y pese a todo, una jueza lo dejó en libertad y le imputó el delito de "abuso sexual simple"