TeleSur Libre vs Telesur: la oposición se lanza a la pelea comunicacional

Con la promesa de estar "al servicio" de los gobiernos democráticos, se presentó hoy la plataforma TeleSur Libre dirigida desde el exilio por Roberto Marrero y Eduardo Sapene. Una página web y redes sociales se activaron para hacer frente a la hegemonía mediática del chavismo

TeleSur Libre vs Telesur: la oposición se lanza a la pelea comunicacional

La coalición opositora nucleada en torno a Juan Guaidó anunció este lunes el lanzamiento de una nueva plataforma comunicacional a la que bautizaron «TeleSur Libre» y que -según explica un comunicado- está «al servicio de los gobiernos democráticos de América Latina».

Aunque utiliza el nombre de TeleSur, el canal regional fundado en 2005 y financiado por el chavismo, no se trata de la continuación de aquella idea imposible de concretar que se planteó el «gobierno interino» el año pasado de «rescatar y reorientar» Telesur, tarea que encomendaron a los comunicadores Leopoldo Castillo y Larissa Patiño a través de la conformación de una «Comisión para la Reestructuración de Telesur».

En ese momento -enero de 2020- dijo Guaidó: «Desde la presidencia (E) de Venezuela, resaltamos nuestro planteamiento que consiste en la democratización y reorganización de Telesur, con una nueva programación que haga honor verdadero a la libertad de expresión y a los intereses de los venezolanos y los países libres de la región (…) No se trata de cerrar un canal y generar desempleo, como es la práctica de la dictadura. La intención es ajustarse a derecho y que Telesur esté al servicio del pueblo y el periodismo libre».

Los objetivos propuestos, no fueron alcanzados…

La Fiscalía de Tarek William Saab anunció investigaciones contra los integrantes de esa comisión: primero, contra Castillo y Larissa Patiño. Y luego, contra quienes los relevaron en la misión desde el 17 de abril pasado, Roberto Marrero y Eduardo Sapene, contra quienes hay cargos por usurpación de funciones, órdenes de captura y medidas de bloqueo de cuentas e incautación de bienes. Ninguno de ellos, por supuesto, está en Venezuela.

El anuncio de TeleSur Libre lo hicieron Marrero -exjefe de despacho de Guaidó y expreso político- y Sapene -periodista y exdirectivo de RCTV- en su condición de presidente y director, respectivamente, de esta plataforma que arranca con un sitio web agregador de noticias y un par de cuentas en Twitter e Instagram. Eso, por ahora.

En el comunicado citan a Marrero: «Entendemos que la verdad está siendo tergiversada por los regímenes totalitarios, que se empeñan en hacer creer que desde antes de que llegaran al poder todo estaba malo, viciado y ofrecen a sus pueblos falsas promesas, mientras los ciudadanos pierden cada vez más calidad de vida y libertades… Eso es lo que queremos develar y combatir».

Y a Sapene, claro: «En TeleSur Libre, como lo dice nuestro slogan, la verdad estará al alcance de todos. Nuestras informaciones llegarán a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías a cualquier rincón del mundo, ante la imposibilidad de hacer uso de los medios de comunicación tradicionales en países donde impera la censura y donde no se respetan ni la Libertad de Expresión ni Los Derechos humanos».

También se explica que pronto ampliarán operaciones tanto en streaming como en señal abierta.

Queda claro que ya no se trata de un proyecto para tomar ni reformular la programación y línea informativa de Telesur, algo a lo que -evidentemente- no tienen acceso. Este TeleSur Libre es un proyecto ambicioso nacido para hacer frente a la «hegemonía comunicacional» y para combatir los mensajes y la propaganda de los gobiernos autoritarios. Es, de acuerdo a sus cabezas, un medio de lucha política, de contrapropaganda. Y ya está en línea: ¿alcanzará a dar la pelea? ¿hay recursos para financiar este combate? Lo veremos pronto.

 

The Objective inicia nueva etapa para refrescar el periodismo desde España

Alvaro Nieto, el nuevo director anunció la contratación de un grupo de experimentados periodistas que, fieles a la audacia, la estética y los valores de THE OBJECTIVE, están llamados a ampliar su espectro para cubrir con mayor detalle los mundos de la política y la economía. Un periodismo «independiente y libre», señaló Nieto, «que ejerza fielmente su función de contrapeso del poder».